Condenan a 30 años a hombre que violó a su hija y le transmitió virus de papiloma humano

marzo 27, 2019

San Pedro Sula, Honduras

Por unanimidad la sala cuarta del Tribunal de Sentencia, en San Pedro Sula, condenó e inmediatamente sentenció a 30 años de reclusión a Adán Alberto Rodríguez Bados por tres delitos sexuales en perjuicio de su hija de 4 años de edad.



A la sentencia concreta se le añaden las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

La sentencia pronta es consecuencia del acuerdo de estricta conformidad alcanzado entre los acusadores de la Fiscalía y los representantes de la Defensa Pública aceptado por los jueces sólo con el consentimiento del acusado.

Así, éste admitió su responsabilidad en los delitos imputados a cambio de acceder a la pena mínima, también aceptó que su hoja de vida quede marcada con antecedentes criminales y además se evitó un juicio en el cual pudieron haberlo sentenciado a las penas máximas.

Por ese acuerdo de conformidad los jueces le impusieron 15 años de reclusión por un delito de violación especial, la pena máxima son 20 años.

También le impusieron 7 años más seis meses por cada uno de dos delitos de actos de lujuria agravados en concurso real -la máxima son 12- para sumar 15 años más y con eso totalizar una sentencia concreta de 30 años de prisión.

De acuerdo a ese consenso, el condenado admitió que en fecha y año indeterminado cuando su hija tenía cuatro años de edad manipuló la vulva de la niña mientras dormía y cuando se despertó la silenció tapandola con una almohada.

Eso ocurrió en la casa del agresor y agredida que compartían con la madre y otro hijo en la colonia «Nueva Jerusalén», en La Lima, Cortés.

Ahí cuando la niña tenía siete años y mientras  los dos hermanos y su madre dormían con su padre en la misma cama el condenado repitió el acto de tocamiento de las partes íntimas de la menor y la amenazó para que no hiciera «bulla».

Adán Alberto Rodríguez Bados también aceptó que cuando su hija tenía 9 años la metió a un cuarto y tras desvestirse la obligó a practicarle sexo oral, y en otra ocasión, pero con esa misma edad,  introdujo a la pequeña al cuarto y la devistió y tras frotar su miembro en la vulva de la niña, sin penetrarla eyaculó en ella.

Fue hasta que, producto de esas vejaciones sexuales, que la niña mostró desórdenes psicológicos por los cuales robaba a su madre.

Ante esa situación la llevó a un  psicologo a quien la niña le contó los ultrajes de que era objeto de parte de su padre.

En consecuencia y para comprobar la veracidad de lo afirmado ingresaron a la niña en el Seguro Social en donde detectaron que a la pequeña su padre le transmitió el virus de Papiloma Humano, uno de los factores que producen cáncer de cervix o matriz.

Condenan-a-30-años-a-hombre-que-violó-a-su-hija-y-le-transmitió-virus-de-papiloma-humano-20

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *