Conadeh investiga cárceles en México

noviembre 7, 2014

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, anunció la realización de investigaciones en cárceles de México con el fin de determinar la presencia de  hondureños y ver la situación jurídica en la que se encuentran.
Para tal propósito, el defensor de los derechos  humanos hizo un llamado al pueblo hondureño para que denuncie, en cualquiera de sus oficinas a nivel nacional, sobre algún pariente o conocido  que haya emigrado  hacia Estados Unidos y ya no tengan ninguna comunicación o  desconocen de su paradero.   Indicó que para tranquilidad de muchas familias en Honduras, el CONADEH estaría investigando en las prisiones de  México para determinar si algún hondureño está privado de su libertad.
Herrera explicó que hay varios testimonios en el sentido que se está incriminando a muchos hondureños en delitos que no han cometido como ocurrió con Angel Amílcar Colón, caso  en el cual el CONADEH y la Cancillería hondureña trabajaron junto al Centro Prodh, aportando documentaciones ante la Procuraduría General de la República de México.
Desde abril del 2014,  el CONADEH promueve una iniciativa encaminada a proteger no solo al migrante que retorna sino determinar dónde están los migrantes que buscan como destino Estados Unidos.
El defensor del pueblo hondureño solicitó a la Cancillería de la República que le pida al gobierno de Estados Unidos y de México que rindan un informe sobre los niños y adultos  hondureños que se encuentran detenidos en las prisiones estatales, federales y en los albergues  de dichos países.
Un estudio hecho en México por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), entre mayo y octubre del 2013, determinó que de 1,219 personas de origen centroamericano en prisión, el 45 % eran de Guatemala, el 34 % de Honduras y el 13 % de El Salvador.
Entre los delitos más frecuentes que les fueron imputados a los migrantes centroamericanos están, robo, Homicidio, delitos sexuales, delitos contra la libertad personal, lesiones, contra la salud, armas, delincuencia organizada, delitos de carácter migratorio y trata.
De los centroamericanos privados de libertad el  94 % eran hombres y un 6 % mujeres.
La edad del 67 % de los privados de libertad oscila entre los 18 y 30 años, mientras que el 23 % entre los 31 y los 35 años.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *