Con dolor retiran cuerpo de menor que murió de un disparo inferido por un compañero de clases

julio 14, 2019

La familia de la víctima, pidió una investigación profunda para deducir las responsabilidades del hecho.

 

 



Tegucigalpa, Honduras.

La tarde de este domingo, familiares retiraron de la morgue capitalina el cuerpo de un menor de 13 años de edad, que falleció por un disparo inferido por un compañero de clase en Siguatepeque, Comayagua, zona central de Honduras.

Lea aquí:  Tras ingerir bebidas alcohólicas, hombre mata a su compañero en Comayagua

Los restos de Yerlin Sabid Rodríguez Machado, fueron trasladados a su natal Siguatepeque para ser velados por familiares, amigos, vecinos y compañeros, para posteriormente darle cristiana sepultura.

Según la versión de la familia, el menor realizaba junto a un compañero de clase un trabajo escolar que debían presentar en clases.

Sin embargo, la tragedia se asomó cuando el compañero lo invitó a jugar con un arma propiedad de su padre, quien labora como guardia de seguridad en el centro educativo Luis Andrés Zúniga.

El menor sacó el arma de su progenitor y disparó contra Yerlin, infiriéndole un disparo en la cabeza. Aún con vida, el infante fue trasladado a un centro asistencial, pero falleció producto de la gravedad de la herida.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *