Comerciantes reciben mayor maltrato por su pareja

septiembre 30, 2018

Las agresiones son propinadas por novias y esposas con quienes han discutido.

 

 



Tegucigalpa, Honduras.

En cinco años de registro por denuncias conocidas en el Ministerio Público (MP), ninguna de las víctimas presentó peligro de muerte, pero si reincidencia,.

De tal manera que han sido un total de 290 denuncias recibidas, en la sede de Medicina Forense en Tegucigalpa.

Las cifras se incrementan en la región atlántica del país donde en este mismo tiempo se registraron más de 900 casos en las clínicas forenses de San Pedro Sula, Cortés y La Ceiba, Atlántida.

Lea aquí:    Instituto de la Propiedad amplía plazo para pago de matrícula vehicular

De acuerdo a los informes, la violencia intrafamiliar no es exclusiva de hombres en contra de las mujeres o hijos en el seno de un hogar, ya que existen casos documentados de varones maltratados por sus parejas.

Así es expuesto el fenómeno en un estudio del Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Honduras adscrito al MP, donde se evidencia que entre el 2013-2017 en el Distrito Central hombres fueron golpeados y heridos por sus parejas sentimentales.

Aruñones

El informe revela que en ninguno de los casos estuvo en peligro la vida de la víctima, empero se trata de expedientes de agresoras reincidentes.

Detalla que los varones presentaron denuncias por mordeduras, golpes en la cabeza con objetos contusos.

También fueron heridos con objetos punzantes, aruñones profundos en el rostro y otras partes del cuerpo, pellizcos y laceraciones por quemaduras.

Tanto ha sido el acoso, que las víctimas han roto el estereotipo del machismo y se han atrevido a denunciar a las agresoras ante la Policía Nacional y seguir el trámite en el MP.

Los profesionales médicos, psicólogos y psiquiatras forenses, expresan en su estudio que en medio de las relaciones desiguales entre hombres y mujeres, a la mujer se le naturaliza como víctima y al hombre como agresor.

A partir de lo anterior, se contempla lo que comúnmente se conoce como “machismo” lo que paradójicamente impide a cualquier víctima que sea hombre, denunciar abiertamente por sentirse que pierde orgullo, hombría o ser sujeto de burlas.

En el estudio de Medicina Forense se encontró que a diferencia de la violencia contra las mujeres, en el caso de los hombres han cursado la secundaria y estudios superiores.

Víctimas nivel superior

Entre otros hallazgos del estudio del Centro de Medicina Legal, destacan que la mayoría de los hombres víctimas de violencia son aquellos con estudios de educación secundaria o universitaria.

Lo que coincide con la Encuesta Nacional de Salud y Demografía en los años 2011-2012 de violencia física hacia los hombres por parte de sus parejas sentimentales.

El estudio permite conocer que los hombres violentados por sus parejas tienen que interponer sus denuncias en una Fiscalía donde se analizan delitos de varias índoles al no existir una Fiscalía especial como la de atención a la Mujer.

Otra diferencia que resalta, es que las mujeres agresoras no llegan a terminar con la vida del hombre o su pareja, tampoco los niveles de violencia alcanzan a los hijos, ni sufren violencia sexual, solo física y psicológica.

No obstante, el nivel de agresividad física si ha llevado a los hombres víctimas a hospitales y ser incapacitados por tres días o una semana. El personal de la Dirección de Medicina Forense resume en este informe que, en cuanto a la lesionología; la escoriación predominó en las lesiones simples en un 76 por ciento.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *