CNA se retira como veedor social para adquisición de vacuna contra el Covid-19

marzo 4, 2021

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), informó que de manera firme, hace constar a la ciudadanía que se retira como veedor social para la adquisición de la vacuna contra el Covid-19, debido a la desidia, inacción y falta de garantía gubernamental para la compra de tan vital medicamento para el pueblo hondureño.



La carta emitida por el CNA cita «Con  nuestro  acostumbrado  respeto  nos  dirigimos  hacia  usted, a  fin de  poner  en conocimiento los hechos y circunstancias que se han suscitado de manera posterior al ofici9  No.457-SS- 2021de fecha 21de febrero del corriente año en donde se le solicita al Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), para que participe en su condición de veedor social a fin de verificar, monitorear  y  controlar que los  procesos técnicos, legales y administrar vos se cumplan bajo los principios de eficacia y transparencia. Dicha petición fue  recibida  con el compromiso  de  provocar  un mecanismo que  les permita  a  las autoridades adquirir las Vacunas Covid-19. En razón de lo anterior, participamos el día lunes 22 de febrero del año en curso en una reunión para coordinar todos los puntos que conllevarían al proceso de adquisición con una empresa internacional; no obstante, el 24 y 26 del mismo mes, se desarrollaron reuniones en las que se nos proporcionó la información previa a la contratación con los vendedores».

Asimismo, señala que «Ha transcurrido más de una semana y hasta la fecha no observamos avances para la adquisición de la vacuna y nos preocupa el hecho de que el día viernes 26 de febrero usted · en su condición de Secretaria de Estado recibió una notificación por parte del mecanismo GABY-COVAX en el que le hicieron saber la imposibilidad por parte de dicho ente en poder vender a Honduras 1.9 millones de dosis, pero dicha información no ha sido socializada con el pueblo hondureño, quien tiene  el derecho  inalienable de conocer  los avances y retrocesos que se vayan presentado durante el proceso de adquisición».

Enfatiza que «Es importante dejar muy en claro que, a pesar de la reuniones y supuestos esfuerzos, los hondureños no tenemos garantizada una vacuna que otorgue un ápice de esperanza para sobrevivir bajo una administración pública colmada de inexpertos, ineficientes e imprudentes funcionarios. Se suma a todo lo anterior el hecho de que, con la llegada de cinco mil dosis donadas por Israel, la coordinación entre los responsables para distribuir la vacuna y los beneficiarios, mostró lo que en el país se vendrá cuando se importe una mayor cantidad de dosis; tal y como pudimos observar, mucho personal que realmente no es de la primera línea recibió la vacuna y quienes realmente la requieren aún la están esperando».

Es por los motivos antes mencionados y otros que por razón de mantener una paz social no los manifestamos, pero hemos tomado la determinación de no acompañar el proceso y hacemos efectivo nuestro retiro a partir de la notificación del presente oficio. De igual manera, la instamos a que adopte las mejores decisiones, puesto que en sus manos está la esperanza de vida para nueve millones de habitantes; así como el retorno a la nueva normalidad mediante el restablecimiento de la economía y la salud de los hondureños.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *