CNA expone irregularidades en compra de ventiladores mecánicos

junio 15, 2020

Honduras ha pagado más del 70% de la compra sin recibir ni la mitad de los ventiladores pactados

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción publicó la cuarta parte de su informe «Corrupción en tiempos de Covid-19», exponiendo más irregularidades de la empresa a cargo de realizar las compras del equipo médico para afrontar la pandemia.



La irregularidad se encuentra en la compra de 740 ventiladores mecánicos por parte de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), valorados en  573,479,348.94 lempiras, recibiendo únicamente hasta el momento 20 ventiladores.

Las investigaciones preliminares del CNA señalan que Invest-H pactó con tres sociedades mercantiles la aquisición de los ventiladores, con un costo total de adquisición de veintitrés millones ciento cincuenta y cuatro mil cuatrocientos cuarenta y cinco dólares estadounidenses con ochenta y ocho centavos (USD 23,154,445.88), es decir 573,479,348.94 lempiras.

Sin embargo, el contrato firmado entre Invest-H y las tres compañías establece el pago de anticipos para poder hacer efectiva la compra, los cuales oscilan entre el 75 y el 80% del total de la deuda, lo que para algunos expertos representa una cantidad exagerada considerando que otras empresas del mismo rubro mantienen un techo del 60 por ciento de adelanto y un 40 por ciento al entregar los productos.

De esa forma, hasta la fecha el Estado de Honduras ha erogado por concepto de pago de anticipos a las tres sociedades mercantiles adjudicadas un monto total de 450,663,185.81 millones de lempiras sin haber recibido ni la mitad de los ventiladores.

Además, el pago que se pactó en dólares, y que debió ser de lempiras, provocó variaciones ya que el costo del lempira frente al dólar cambia diariamente y eso se vio reflejado.

Otra cuestión a denunciar es que el equipo no es de la mejor calidad.

«Según las primeras indagaciones cotejadas con los expertos, el precio por el cual fueron adquiridos los ventiladores y en concordancia con la marca de estos y sus especificaciones técnicas, se encuentran en precios similares a los que se contemplan en disponibilidad por equipos de mejores marcas, y en muchos casos, con mejores condiciones de garantía», cita el documento.

«Con el mismo valor del equipo adquirido, se pudo obtener mejor calidad, mejor garantía y a futuro una reducción de costos por averías, fallas, reclamos y por un tiempo que sí cubre una marca frente a la otra», continúa explicando la investigación.

Por último, se ha énfasis al mal manejado tiempo de entrega de los equipos que terminaría hasta diciembre, lo que demuestra el poco interés por tener los equipos a tiempo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *