CNA denuncia a ministra de Salud de favorecer a familiares mediante contratos y ajustes salariales

septiembre 13, 2021

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), interpuso una denuncia ante la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) contra la actual ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, por suponerla responsable de cinco delitos de abuso de autoridad, al beneficiar a sus dos hijos y nuera con jugosos salarios.



En ese sentido, según el CNA, hace constar en el informe todo el proceso con el cual la ministra concedió aumentos por más del 70 por ciento a colaboradores muy cercanos contraviniendo el artículo 150 del Decreto Legislativo n.º 182-2020, que contiene el presupuesto general de ingresos y egresos de la república, ejercicio fiscal 2021, en el que se prohíbe el otorgamiento de aumentos salariales.

En relación al círculo familiar beneficiado, la investigación que sirve de apoyo probatorio para las autoridades, dejó a la luz que el hijo identificado como José Obdulio Montes Flores, quien se desempeñaba como jefe de mantenimiento en el Hospital de San Lorenzo, pasó a ocupar el puesto de asistente técnico especial III, con un salario de 42,635.60 lempiras.

Asimismo, Jorge Luis Flores Flores, hijo menor de la ministra, recibió dictamen favorable por la Dirección General de Servicio Civil (DGSC) para ocupar el puesto de Oficial Comprador con un salario de 28,000 lempiras, plaza estratégica que se ocupa en realizar cotizaciones en los procesos de contratación de la Sesal.

Otra de las beneficiadas con la creación de la nueva estructura presupuestaria fue Fátima Owaldina Zúniga Valle, nuera de la ministra Flores, para atender el puesto de auxiliar administrativo, con un sueldo de 30,000 lempiras. Este monto resulta desproporcional en comparación a los que son asignados a otras personas para el mismo puesto el cual asciende a 9,443.24 lempiras.

Otro hallazgo relevante es que Norman Geovany Flores Fonseca, siendo subgerente de Recursos Humanos de la Sesal, fue quien solicitó a la DGSC la creación de las nuevas plazas, para que posteriormente aceptaran la petición y la funcionaria lo nombrara como asistente técnico especial III, con un salario de 60,307.10 lempiras, casi duplicando su mensualidad anterior.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *