Clínica paga cuatro mil euros a voluntarios que se dejen infectar coronavirus para encontrar vacuna

marzo 12, 2020

Los participantes no podrán tener contacto ni con sus familiares ni con sus amigo

 

Inglaterra



En Inglaterra hay una clínica donde 24 conejillos de indias humanos se infectarán voluntariamente con una cepa de coronavirus en los próximos meses.

El diario británico The Mirror ha obtenido acceso exclusivo a la instalación, que podría desempeñar un papel vital en la lucha contra Covid-19 al ayudar a crear una vacuna o medicamentos antivirales.

Los participantes pueden ganar cerca de 4 mil euros. Decenas de miles de voluntarios ya han presentado su solicitud.

«Este es un paso crítico para acelerar el desarrollo de estos antivirales y vacunas», explica el Dr. Andrew Catchpole, científico jefe de Hvivo que dirige la instalación. «Estamos tratando de utilizar nuestra experiencia en esta área para ver qué podemos hacer».

Los voluntarios no se infectarán con Covid-19, sino con cepas «inofensivas» del coronavirus – OC43 y 229E – que causarán una enfermedad respiratoria muy leve.

El objetivo es exponerlos de manera segura a «parientes cercanos» de la cepa mortal, ayudando a las empresas farmacéuticas a probar posibles vacunas. El Dr. Catchpole agregó: «Si puede funcionar en nuestro virus, no hay razón para que no funcione con Covid-19».

Cathal Friel, presidente ejecutivo de Open Orphan, propietario de Hvivo, agregó: “La compañía está comenzando el proceso de desarrollar el primer modelo de estudio de desafío de coronavirus del mundo, básicamente, tomamos una versión inofensiva del virus que podemos usar y monitorear.

«Esta es una compañía británica que es el centro mundial de virología».

Hvivo, que lleva a cabo ensayos clínicos con virus de la gripe y el resfriado desde 2001, ha recibido una solicitud sin precedentes de 10.000 pruebas de coronavirus en su sitio en Whitechapel, East London.

Pero las probabilidades de ser seleccionado son 100-1. Solo se considera a las personas de 18 a 55 años y se descarta inmediatamente a los fumadores.

El Dr. Catchpole dijo: «Queremos individuos muy saludables para que podamos estar seguros de que la enfermedad que se transmite está controlada. Luego entran y toman una muestra de sangre. Estamos probando la inmunidad preexistente. Todos hemos estado expuestos a miembros de la familia del coronavirus, todos tenemos algunos niveles de inmunidad».

Para aquellos que superan ese obstáculo, siguen las pruebas de función pulmonar y hepática. El Dr. Catchpole dijo: «Si logras pasar, los participantes serían invitados nuevamente a la cuarentena».

Un mes antes de que comience la cuarentena, la mitad del grupo recibirá una posible vacuna Covid-19, actualmente en desarrollo por un tercero. El otro 50 % recibirá un placebo.

Un mes después, todos están infectados con un virus «menor» a través de un aerosol nasal antes de ser confinados a una de las habitaciones de 15 pies por 17 pies, de las cuales solo la mitad tienen ventanas, durante 14 días. (Tomado Everardo Herrera).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *