Widget Image

Cifras oficiales confirman aumento en deportación de hondureños en la era Trump

La búsqueda de mejores oportunidades laborales es la principal causa de la migración de ciudadanos de Honduras.

 

 

Tegucigalpa, Honduras.

Después que el presidente Donald Trump asumiera como el cuadragésimo quinto mandatario de Estados Unidos el 20 de enero de 2017, la deportación de hondureños ha ido en escalada, revelan cifras oficiales.

De acuerdo a un informe oficial en el presente año suman 21 mil 776 los hondureños deportados desde Estados Unidos mientras que al cierre del 2017 se registraron 20 mil 841 repatriaciones de “catrachos” desde ese país.

Lea aquí:    Instituto de la Propiedad amplía plazo para pago de matrícula vehicular

En ese orden, los datos revelan que en la era Trump las deportaciones de hondureños han ido en incremento y las cifras del presenten año ya sobrepasan los registros de cierre del año anterior.

Un informe del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), señala que desde el 01 de enero hasta el 21 de septiembre suman 55 mil 672 los hondureños deportados tanto por la vía aérea como terrestre.

El dato global de las deportaciones también supera los registros totales del año anterior que cerró con 48 mil 22 retornos de hondureños.

El informe de la dependencia de la Secretaria de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional detalla que las autoridades migratorias deportaron en el periodo de referencia a 21 mil 776 hondureños, entre ellos 162 menores de edad.

Entre tanto, las autoridades migratorias de México repatriaron a 33 mil 799 hondureños, entre los que se contabilizan 6 mil 570 infantes, añade el informe de Conmigho.

Asimismo, subraya que desde países de Centroamérica y Europa han retornado a Honduras en calidad de deportados 97 personas, 38 menores de edad entre ellos.

Aunque la historia ubica al expresidente Barack Obama como el mandatario estadounidense que más deportó inmigrantes, el actual presidente Trump se encamina a superar este record sin continúan sosteniendo una postura rigorosa sobre el tema migratorio.

Cabe señalar que casi tres millones de indocumentados fueron expulsados de Estados Unidos en durante los ocho años de gobierno de Obama.

En comparación, en sus ocho años de mandato, el gobierno del republicano George W. Bush deportó a 2.01 millones.

Ningún presidente expulsó a más personas que Obama en la historia del país.

Por su récord de expulsados, líderes de la comunidad latina denominaron a Obama “Deportador en Jefe”, título que ahora podría ser transferido a Trump, al menos en el caso de la deportación de hondureños.

La búsqueda de mejores oportunidades laborales es la principal causa de la migración de ciudadanos de Honduras, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Las personas emigran porque quieren una mejor oportunidad laboral, al no encontrarla abiertamente en el país, creen que saliendo pueden tener esa oportunidad”, declaró a periodistas en Tegucigalpa esta semana la coordinadora nacional de la OIT en Honduras, Rosibel Garay.

Acto seguido, resaltó que muchas de las personas que emigran de forma irregular, principalmente a Estados Unidos, son víctimas de múltiples atropellos y violaciones de sus derechos.

“No podemos hablar de crecimiento económico y desarrollo sostenible, sino hablamos de protección social para las personas”, cuestionó la funcionaria de OIT.

Al respecto, Garay enfatizó que cualquier trabajo debe tener al menos tres condiciones básicas: la protección social, un ingreso justo y la protección de sus familias.