Científico Marco Tulio Medina vaticina cuando vendría lo peor del coronavirus para Honduras

abril 1, 2020

La posibilidad de ocurra hambruna es alta

Tegucigalpa, Honduras

El científico hondureño Marco Tulio Medina, dijo en una entrevista a Efe, que lo peor del coronavirus vendrá a Honduras entre cuatro u ocho semanas.



«En primer lugar hay que analizar la situación sanitaria y económica del país. Honduras es un país intermedio bajo, de acuerdo con el Banco Mundial, y se tiene un porcentaje significativo de personas bajo el nivel de pobreza y personas que están en pobreza extrema», indicó Medina.

Comentó que, debido al debilitamiento del sistema de salud y a los problemas que experimentó el Seguro Social, Honduras no está preparada para la pandemia.

Otro obstáculo es la necesidad de cuantificar el número de contagios reales en el país, ya que no se cuenta con los suficientes reactivos y se imposibilita la visión real del problema.

Desde el 11 al 31 de marzo Honduras ha registrado 10 muertos por coronavirus y 172 casos que han dado positivo a nivel nacional, según el Sistema Nacional de Riesgos (Sinager).

Además, los funcionarios de salud no se encuentran debidamente protegidos. Tal sería el caso de la doctora Denise Murillo, quien, según sus colegas falleció a causa del virus, pero Sinager no lo confirma porque espera los resultados del laboratorio.

«Ante esta situación, de una magnitud mayor del problema en Honduras, y dada su situación, tanto sanitaria como económica, es importante en este momento hacer un esfuerzo mayor para que la cuarentena y el aislamiento social sea mantenido con el objetivo de que los epidemiólogos plantean de aplanar la curva», dijo Medina.

Es decir, reducir el número de contagios al máximo, para evitar que sobrepase la capacidad del débil sistema de salud.

Hambruna

«El otro elemento que también hay que plantear, es el hecho de la duración de este problema, claramente resultaremos viendo problemas que durarán en su mayor magnitud en las siguientes cuatro u ocho semanas, mínimo, y así tendremos un problema que será a mediano y largo plazo», acotó Medina.

En su opinión, dadas las condiciones en que vive la población hondureña, de fragilidad ante el coronavirus, «la posibilidad de que casos posteriores sigan apareciendo, es alta».

No todo es negativo

Como elementos positivos, Medina señaló el hecho de que se hayan tomado medidas de aislamiento social rápidamente, la solidaridad entre los hondureños y que la pugna política ha sido hecha a un lado, lo que considera muy valioso para enfrentar la epidemia.

Otro aspecto positivo es que Honduras, con 9,3 millones de habitantes, tiene una población que en su mayoría es joven y es considera más fuerte y la que menos síntomas tiene, particularmente los niños y adolescentes.

«En resumen, creo que Honduras tiene enormes retos ante esta epidemia, y como cualquier población alrededor del mundo, saldremos de esta epidemia que realmente permitirá dar algunas lecciones, sobretodo a la clase política», apostilló Medina, profesor de la UNAH, quien además ha trabajado en los últimos 20 años con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los muertos por coronavirus a nivel mundial ya superan los 34.000 mientras que los contagiados pasan los 700.000.