Centenares de muertos por estampida en peregrinaje a La Meca

septiembre 24, 2015

Al menos 717 personas murieron el jueves y cientos resultaron heridas en una estampida durante el peregrinaje anual a La Meca, informaron las autoridades saudíes, en la peor tragedia ocurrida en este ritual en más de dos décadas.
Autoridades de defensa civil de Arabia Saudí informaron que al menos otros 863 peregrinos resultaron heridos. La tragedia ocurrió mientras los musulmanes de todo el mundo conmemoran el inicio del feriado Eid al-Adha.
Se trata del segundo desastre mayor en esta época de peregrinaje, lo que hace surgir dudas sobre las medidas de seguridad puestas en marcha por parte de las autoridades saudíes para recibir a casi 2 millones de peregrinos.
Hace poco menos de dos semanas, una gran grúa se desplomó sobre la Gran Mezquita de La Meca, el punto central del hajj, y al menos 111 personas murieron y más de 390 resultaron heridas en ese accidente.
Las autoridades atribuyeron la caída de la grúa a los fuertes vientos de una tormenta especialmente intensa.
Arabia Saudí se siente orgulloso de su papel como guardián de los sitios más sagrados del Islam y de recibir a millones de peregrinos cada año. Pero el hajj representa un inmenso desafío de logística y seguridad para el reino, dada la cantidad de personas con diversos contextos culturales y lingüísticos, muchas de las cuales ahorran años para tener una oportunidad en la vida de viajar a La Meca.
La tragedia del jueves tuvo lugar en Mina, un gran valle situado a unos 5 kilómetros (3 millas) de La Meca y en el que se han registrado estampidas durante ediciones anteriores del peregrinaje.
En Mina, los peregrinos lapidan de forma simbólica al diablo lanzando cantos rodados contra tres muros de piedra. Además, allí se levantan más de 160.000 tiendas donde los peregrinos pasan la noche durante su viaje.
En un comunicado, autoridades de defensa civil informaron que la tragedia comenzó en la intersección de las calles 204 y 223 cuando los fieles se encaminaban hacia las columnas.Videos grabados por aficionados mostraban terribles escenas con decenas de cuerpos, vestidos con las sencillas ropas que llevan los hombres durante el peregrinaje, tendidos en la calle entre botellas de agua y sillas de ruedas destrozadas.