CELAC: buscan combatir la pobreza y el hambre

enero 29, 2015

Los presidentes latinoamericanos se reunieron para intercambiar políticas y mecanismos que permitan combatir el hambre y la pobreza, entre otros flagelos, y además tocaron temas de la política regional como las relaciones cubano-estadounidenses y la independencia de Puerto Rico.
Al inaugurar la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el presidente costarricense Luis Guillermo Solís aseguró que uno de los mayores retos de la región es garantizar la sostenibilidad de las políticas públicas que permitan profundizar la lucha en las áreas sociales y de salud.
«Trabajar juntos en estos procesos será clave para su éxito. La voz de la CELAC debe y tiene que escucharse y hacerse valer en el debate internacional, aportando nuestras experiencias para incidir en sus resultados. Lo que está en juego nos incumbe a todas y todos: se trata de la agenda de desarrollo que orientará a la humanidad hasta el año 2030», declaró.
Pero también se habló de uno de los últimos acontecimientos políticos en la región que ha causado gran expectativa: el restablecimiento de las relaciones de Cuba con Estados Unidos.
El presidente cubano Raúl Castro aprovecho la tribuna y pidió que Washington derogue el embargo económico hacia la isla para continuar con el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, iniciado el 17 de diciembre de 2014.
«Cuba y los Estados Unidos debemos aprender el arte de la convivencia civilizada, basada en el respeto a las diferencias de ambos gobiernos, en la cooperación. Pero no se debe pretender que para ello Cuba tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni ceder ni un milímetro en la defensa de la soberanía nacional», afirmó el mandatario.
Cuba recibió manifestaciones de apoyo, expresadas por los presidentes de Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Venezuela y Brasil hacia la eliminación del bloqueo comercial estadounidense.
«Esa medida coercitiva, sin el amparo del derecho internacional, que afecta el bienestar del pueblo cubano es perjudicial para el desenvolvimiento y debe también ser superada», expresó la mandataria brasileña Dilma Rouseff.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *