Capturan un sujeto por arrancarle el cuero cabelludo a la madre de sus hijos que no quiso tener intimidad con él

octubre 26, 2018

Mujer vive para contar qué ocurrió aquella noche.

Colombia 

Un hombre le cortó parte del cuero cabelludo a su expareja y madre de sus tres hijos luego de que esta se negara a tener intimidad con él.



El hecho ha causado conmoción en Colombia.

Kenede Susana Vega Garizao (25) sufrió un terrible ataque con cuchillo el pasado mes de agosto a manos de su ex identificado como Armando José Castro Maldonado, quien sería líder de la barra ‘Los Kuervos’ del club de fútbol Junior de Barranquilla.

La mujer tras haber estado hospitalizada durante estos últimos meses y ser sometida a varias cirugías, ha podido dar su testimonio de lo ocurrido.

La palabrota que soltó reportera en transmisión en vivo (VÍDEO)

Es así que se sabe que Vega Garizao había llevado a los menores a la casa de su cuñada (la hermana de su ex), cuando vio al hombre quien le pidió que se quedara. La pareja se había separado un par de meses antes.

El escalofriante ataque ocurrió cuando todos en la casa dormían y este fue hasta la sala a buscar a la mujer para tener intimidad con ella: «Ese día yo me encontraba en la casa de una hermana de José, acompañada de mis tres hijos con quienes teníamos planeado pasar allí ese fin de semana festivo.
En horas de la noche él me pidió estar con él, pero yo me negué. De inmediato él empezó a gritarme como loco, fue a la cocina tomó un cuchillo y se abalanzó sobre mí», sostuvo la joven mujer a RCN Radio.

Ante la negativa, el hombre tomó un cuchillo y atacó a la madre de sus hijos:»Yo no podía hacer nada, grité lo más que pude, pero él me tomó con mucha fuerza y me puso boca abajo.

Sentía como que me estaba matando en presencia de mis hijos, temía lo peor, incluso lo único que esperaba era que no atacara a mis pequeños», confesó.

Pese al brutal ataque, Kenedellegó consciente al nosocomio: «Yo llegué al hospital, los médicos se preguntaban por qué yo estaba consciente tras haber perdido mucha sangre.

Sin anestesia me volvieron a coser el cuero cabelludo. Yo sentía las punzadas, pero era la única forma. Al rato me desmayé del dolor».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *