Capturan a hondureño cuando transportaba fauna protegida de El Salvador

marzo 24, 2019

El sujeto transportaba a 25 garrobos y 14 iguanas en una maleta, por lo que será llevado ante los tribunales de Justicia por el delito de depreciación de fauna protegida.

 

 



El Salvador, Honduras.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), de El  Salvador, detuvieron este domingo a un hondureño que transportaba reptiles en peligro de extinción, supuestamente para su consumo, informó el cuerpo de seguridad.

La fuente estatal identificó al detenido como Rodolfo Velázquez, de 59 años de edad, quien fue capturado por miembros de la división de Seguridad Fronteriza en la localizad de Pasaquina (noreste), del departamento de La Unión.

Lea aqui:  México: Interceptan a 107 migrantes entre ellos 47 hondureños

Relató que el sujeto transportaba a 25 garrobos y 14 iguanas en una maleta, por lo que será llevado ante los tribunales de Justicia por el delito de depredación de fauna protegida.

El garrobo es la iguana rayada, un iguánido centroamericano y mexicano presente desde Panamá hasta el istmo de Tehuantepec en México.

La institución policial recordó a la población que «está prohibida la comercialización y consumo de esta clase de especies por estar en peligro de extinción».

La Ley de Conservación de Vida Silvestre de El Salvador prohíbe matar, destruir, comercializar, importar, exportar y poseer especies de la vida silvestre en peligro o amenazadas de extinción, extraídas de su hábitat original, sin el permiso correspondiente».

De acuerdo con dicha ley, la única entidad facultada para extender los permisos de tenencia de vida silvestre es el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El MARN ha señalado en distintas ocasiones que las iguanas y los garrobos «son sometidos a amarres que terminan mutilando sus extremidades» y que «en algunos casos son atados con sus mismos tendones y la mayoría de sus captores cosen sus hocicos para que no se puedan defender».

Por otra parte, advierte que estas y otras especies «han sido separadas violentamente de su hogar» y que «nueve de cada diez animales que son alejados de su hábitat natural mueren en el camino» antes de ser comercializados.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el tráfico de especies de la vida silvestre es el tercer negocio ilegal más grande del mundo, después del tráfico de drogas y armas.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *