Captan el absurdo robo a una tienda de cigarrillos electrónicos (VIDEO)

marzo 15, 2019

El propietario del negocio compartió en la Red las imágenes de las cámaras de seguridad acompañadas de comentarios de burla hacia los malhechores

 

Canadá



Un torpe robo en una tienda de cigarrillos electrónico ocurrido recientemente en la ciudad Winnipeg, Canadá se ha vuelto viral después de que el dueño del negocio compartiera en YouTube un video con imágenes de la fechoría acompañadas de comentarios burlones dedicados a los delincuentes.

La grabación, registrada por las cámaras de vigilancia, muestran a dos ladrones rompiendo la puerta del local y causando grandes destrozos en la tienda antes de llevarse la caja registradora, un ordenador portátil, una tableta y varias mercancías, algunas de ellas con nulo valor económico.

El propietario señala en el video que los malhechores no deben tener gran experiencia, como demuestra la extraña vestimenta elegida por el hombre: «¿Qué clase de idiota viste una chaqueta reflectante amarilla para un robo. «¿Qué pasó con clásico negro?», se pregunta con ironía.

Otro de los momentos que recoge la grabación es cuando el mismo sujeto trata de llevarse un ordenador portátil a la fuerza sin desenchufarlo antes. Cuando finalmente se da cuenta y lo desconecta, olvida llevarse el cargador.

El dueño pasa entonces a comentar las acciones de la segunda participante en el robo, que intenta con gran dificultad llevarse unas muestras de líquido que al estar abiertas no tienen ningún valor económico. Luego rompe un armario acristalado para llevarse unas cajas vacías y casi resulta golpeada por la puerta de vidrio de otro mostrador.

Otro momento cómico se produce cuando la mujer agarra un cubo de basura para guardar el botín tras aparentemente haber olvidado traer unas bolsas consigo.

Lea: La insólita razón por la que joven se llama ‘Optimosprayn’

Al poco tiempo, el cubo se rompe por abajo y los productos que intenta guardar van cayendo al suelo.

Asimismo, el propietario pidió en el video colaboración ciudadana para identificar a los culpables y ofreció dos mil dólares canadienses a cualquier persona que pueda aportar una pista que lleve a su detención.