Caen custodios penitenciarios cuando pretendían vender armas a privados de libertad

abril 28, 2018

Los detenidos son el  agente penitenciario, asignado al monitoreo de las cámaras de seguridad del recinto Joel Antonio Gómez Maradiaga, y el policía militar Eris Jasiel Mata Antúnez.

 

 



Santa bárbara, Honduras.

Un agente penitenciario y un policía militar fueron detenidos, en el interior de la cárcel de máxima seguridad “El Pozo” , ubicada en Ilama, Santa Bárbara.

Los capturados, fueron sorprendidos cuando enterraban unas bolsas, en cuyo interior portaban un arma de fuego y dinero en efectivo.

Lea aquí:  Asesinan a dos mujeres y un hombre en Choloma

De acuerdo a un informe proporcionado por autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstituccional Nacional (Fusina), a eso de las 9:40 de la noche, otros agentes penitenciarios observaron que dos de sus compañeros de manera sospechosa y silenciosa se desplazaron a una construcción que está frente a los dormitorios, por lo que les dieron seguimiento.

Fue así como descubrieron que los jóvenes estaban enterrando dos bolsas, por lo que procedieron a requerirlos, asimismo al abrir los recipientes, en uno hallaron un arma de fuego y en otro una fuerte cantidad de dinero.

Los detenidos son el  agente penitenciario, asignado al monitoreo de las cámaras de seguridad del recinto Joel Antonio Gómez Maradiaga (26), y el policía militar Eris Jasiel Mata Antúnez (23).

A éstos se les decomisó dos celulares, 39 mil lempiras y una pistola calibre nueve milímetros, perteneciente a la Policía Nacional, así como un cargador conteniendo once proyectiles sin percutir.

Lea también:  Capturan a fémina por el delito de posesión de droga

Tras la aprehensión fueron puestos a la orden de las autoridades competentes por el delito de posesión ilegal de armas, encubrimiento, abuso de autoridad y violación de los derechos de los funcionarios, por lo que se les dictó detención judicial, siendo tras­ladados a un centro penitenciario.

De acuerdo a las autoridades, los agentes colaboraban con los privados de libertad y pretendían entregarle el arma de uso policial, pues recibieron los 39 mil lempi­ras como pago por esa acción.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *