Buscando vacunas desesperadamente

mayo 11, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

En lo personal me pareció extraño que siete alcaldes, entre liberales y de LIBRE, pidieran públicamente al presidente salvadoreño que les auxiliara con vacunas ANTICOVID para los pobladores de sus municipios, partiendo de que El Salvador no es un país productor de vacunas, y las que está aplicando las está adquiriendo de China Continental, unas donadas y otras compradas, que hasta ahora no le cubren el total de la población, por lo tanto El Salvador no ha llegado a la condición de ser autosuficiente para vacunar a toda su población, a la vez que no tiene excedentes para satisfacer a otras poblaciones de otro país, y si compromete las vacunas que tiene, el gobierno de Bukele se expone a dejar sin cobertura a los salvadoreños.



Ir en la dirección de un país que igual que Honduras debe comprar la vacuna, tiene un trasfondo que es muy fácil entender, estando en un año de contienda política. Es imputable al gobierno de Honduras la poca celeridad que puso en la adquisición de la vacuna, confiando en el suministro ofrecido por la OPS a través del convenio COVAX, mientras que El Salvador, en un intercambio político con China Continental obtuvo un apreciable suministro de más de un millón de dosis de la vacuna china. La diferencia en el modelo de gestión es lo que favoreció al gobierno de Bukele, porque mientras El Salvador ha cambiado su relación política y económica y ahora tiene a China Continental como su aliado y protector financista, a los hondureños nos está yendo de la patada con EEUU, que nos ha bloqueado sus vacunas, no ayudando en ninguna forma a que Honduras adquiera una de las tres vacunas fabricadas por las industrias farmacéuticas estadounidenses.

Sin embargo, tenemos que reconocer con franqueza que tanto el gobierno de Honduras como los funcionarios de Bukele, al final supieron evacuar en forma cordial y prudente la burramia de los 7 alcaldes hondureños, que sin duda tuvieron toda la intención de hacer la del torero, dar la estocada en el punto vertebral al animal para hacerlo caer, cuando el golpe es certero, pero cuando la estocada se va en falso, la cosa le resulta al revés y en lugar de aplausos en la arena lo que recibe es otra cosa. Cuando las autoridades hondureñas de salud agradecieron el gesto del gobierno de Bukele, de recibir a los alcaldes y prometerles la ayuda solicitada, recordaron que este gesto es correspondiente a las ayudas que Honduras les ha brindado a los salvadoreños en medicinas y artículos biosanitarios. Y los funcionarios salvadoreños replicaron con el mismo tono, que estaban para ayudar siendo que somos países vecinos hermanados por la geografía y por la historia.

Esta forma de proceder de ambos gobiernos difuminó cualquier intención política que pudo existir en alguno de los alcaldes, porque en el plano de la realidad en todos los países, no solo en Honduras, la desesperación hace presa porque el suministro de vacunas es lento dado que  los fabricantes de vacunas se cuentan con los dedos de la mano, mientras que la demanda en el mundo es de 8 mil millones de personas. Sin embargo, la desesperación no es excusa para acudir al aprovechamiento político, porque, aunque estando inmersos en un período electoral y hay quienes dicen que todo se vale, incluso las malas jugadas que se llevan de encuentro la dignidad de una nación, pareciera que los alcaldes ignoran que en El Salvador no hay fábrica de vacunas y que el gobierno de ese país todavía no tiene la cobertura total de su población.

Pero si Bukele, que tiene ansias de lucirse como el presidente líder y más influyente de América Central, no tiene reparo en sacrificar a su gente y está dispuesto a compartir, aunque no regalando, la cantidad de vacunas que ha adquirido en China, hay que aprovechar su magnanimidad política y comprarle las vacunas que nos quiera vender. Los líderes populistas actúan de esta forma y si no miren que Hugo Chávez y Maduro le han venido regalando petróleo venezolano a Cuba mientras los combustibles han llegado a escasear en Venezuela al punto de estar viviendo un régimen de racionamiento que nunca se había visto en un país petrolero.

La desesperación por las vacunas debe moderarse entre los hondureños, especialmente cuando ya comenzó un proceso continuo de vacunación que va cubriendo por etapas de acuerdo a edad y utilidad. Se está vacunando a todo el cuerpo médico y de enfermería y los auxiliares correspondientes; este día comenzó a vacunarse a personas de la tercera edad y la próxima jornada estará dirigida a más de 65 mil docentes, con la visión de reactivar el sistema educativo con clases presenciales. Las autoridades de Salud han confirmado que este viernes llegan 40 mil dosis de vacuna Sputnik V de Rusia y la siguiente semana 216 mil dosis de la vacuna Pfizer. Mientras está en proceso la considerable compra de 4,2 millones de vacunas a la firma Pfizer de EEUU. Y de último minuto se anuncia que el COHEP y la AMHON están en vías de adquirir otra compra millonaria de vacunas con la farmacéutica Johnson y Johnson.

Ya no hay razón para desesperarse, ahora solo corresponde que los hondureños nos mantengamos disciplinados cumpliendo las normas biosanitarias que todos debemos conocer, porque de todas maneras, aunque se tengan 8 millones de vacunas, no se pueden aplicar como cuando se reparten confites el 15 de septiembre. El proceso de vacunación debe hacerse de manera ordenada y en esta tarea, al frente, hay profesionales de reconocida experiencia que le han dado el gran mérito a Honduras de ser el país latinoamericano que tiene mejor nivel de ejecución en los programas de vacuna, en lo que somos un país modelo.

A los políticos oportunistas hay que recomendarles que se olviden por un tiempo de practicar la canallocracia, este no es tiempo de confrontación, la gravedad de la crisis sanitaria demanda que los hondureños nos unamos para hacerle frente a todas las consecuencias que está dejando el coronavirus, que amenaza con permanecer en el mundo por un tiempo más. Pero aquellos políticos que estuvieran ansiosos por asumir el poder no tienen empacho en descuartizarlo, se podrían encontrar con la venada careta el próximo 27 de noviembre, cuando los electores cansados de ver tanta ambición decidan darles la espalda.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 11 de mayo de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *