Buscan frenar acosos sexuales en centros educativos

febrero 17, 2017

Autoridades de educación buscan poner freno a la mala práctica de  los docentes acosadores. El acoso sexual en las aulas de clases de la educación pública y privada se ha convertido en un problema recurrente que provoca frustración entre alumnos, padres de familia y autoridades educativas, hay docentes incluso que han embarazado  a las «jovencitas» y en la mayoría de los casos estos se casan con las alumnas para evitar ser judicializados.

En los próximos días,  las autoridades de la Secretaria de Educación en Honduras  buscan socializar en todo el sector educativo  un reglamento para penalizar el acoso sexual. Donde aplicaran  intensas  jornadas de capacitación para docentes y padres de familia sobre el manejo del reglamento en mención, lo que se busca es  que los educandos, den  ejemplo del bien y no del mal, ante los alumnos y la sociedad en general. Este reglamento permitirá que los padres y parientes, establezcan una  relación de confianza con sus hijos, para que denuncien alguna conducta anormal ante las autoridades de las instituciones educativas. Los profesores a quien se le compruebe alguna acusación por el delito de acoso escolar serán judicializados y perderán su plaza laboral.



El acoso sexual en los colegios públicos y privados, no solo se da con las alumnas, si no por parte de directores de escuelas hacia profesoras de menor jerarquía y también  de docentes  que acosan a  los alumnos varones. A través de mensajes de textos, bromas pretenciosas, miradas seductoras, piropos agresivos, declaraciones de amor a través de las redes sociales y la forma más común de amenazarlos, con que serán reprobados  en las clases, si no acceden a sus pretensiones sexuales.

Varios maestros han sido, denunciados y judicializados y puestos a la orden del ministerio público para su debido proceso legal. El acoso sexual en los centros educativos es una mala  práctica antigua, donde  en la mayoría de los casos las víctimas no denuncian por temor a represalias o por no afectar la imagen del instituto donde reciben sus clases. Si bien algunos profesores sienten gran aprecio por sus alumnas y alumnos, en otros casos estos aprovechan su posición como docentes y la inocencia del niño o niña para lograr su objetivo.

El Reglamento del Estatuto del Docente, en el artículo 137, establece como falta muy grave “mantener relaciones amorosas con alumnos o alumnas o acosarlas sexualmente”. En el artículo 141 estipula las sanciones que van desde la suspensión de salarios de un mes a un año hasta el trasladado a un puesto de menor jerarquía. Asimismo, el artículo 147 del Código Penal califica como delito el acoso sexual de un educando hacia su alumno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *