Brote de sarampión pone la vista en movimiento anti vacunas

enero 23, 2015

Un importante brote de sarampión cuyo origen fue rastreado a parques de Disney en California ha atraído críticas sobre el pequeño pero expresivo movimiento de padres que deciden no vacunar a sus hijos.
En una serie de casos que las autoridades sanitarias tratan de contener, al menos 70 personas en seis estados y México cayeron enfermas desde mediados de diciembre, la mayoría en California.
La inmensa mayoría de los que enfermaron no había recibido la vacuna de sarampión, paperas y rubeola, también conocida como MMR o triple vírica.
Aunque aún es una lacra en muchos lugares del mundo, el sarampión estaba prácticamente erradicado en Estados Unidos desde 2000 debido a las vacunaciones. Pero el virus ha regresado en los últimos años, debido en parte a personas que solicitaron exenciones basadas en creencias personales para las normas que obligan a vacunar a los niños para enviarlos a las escuelas.
Otros han retrasado las vacunas porque aún creen estudios ya desacreditados que relacionaban la vacuna del sarampión con el autismo.
«Algunas personas simplemente son increíblemente egoístas» al saltarse las vacunas, afirmó el doctor James Cherry, experto en enfermedades pediátricas en la Universidad de California, en Los Ángeles.
Conforme aumentan los casos, varios periódicos han criticado al movimiento anti vacunas. El sarampión «es una enfermedad que ha sido derrotada por la medicina moderna. Eso hace más frustrante que la cabezonería anti ciencia haya demostrado, en el caso del sarampión relacionado con Disneyland, que cuando se trata de enfermedades infecciosas el mundo es pequeño, después de todo», dijo la semana pasada Los Angeles Times en un editorial.
Barbara Loe Fisher, directora del Centro Nacional de Información de Vacunas, una organización sin ánimo de lucro con sede en Virginia y partidaria de que los padres decidan sobre las vacunas, dijo que «No creo que sea sabio o responsable culpar» a las personas no vacunadas por el brote.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *