Brazalete electrónico impide que migrantes puedan trabajar en Estados Unidos

julio 2, 2018

Migrantes hondureños aseguran que el camino hacia la frontera es una pesadilla y que no volverían a poner a sus hijos en riesgo.

Texas, EEUU.

A las unidades familiares que ingresan de forma irregular a los Estados Unidos y que son dejadas en libertad por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se les instala un brazalete electrónico que les impide trabajar y les limita la libre circulación a 75 kilómetros a la redonda.



Esta es la situación que enfrentan miles de migrantes centroamericanos que, luego de arriesgar su vida y la de sus hijos en un largo camino bajo la protección de “coyotes”, exponiéndose a todos tipo de riesgos, hambre y hasta la muerte, logran pasar la frontera y se entregan a la Patrulla Fronteriza con la esperanza de conseguir una protección temporal en vista de que son acompañados por menores.

Tailandia: hallan con vida a 12 niños y su entrenador desaparecidos en una cueva

 Sin embargo, la realidad es otra, ya que cuando las unidades familiares son liberadas por el ICE se les instala un brazalete electrónico, el cual les impide trabajar sin autorización de un juez, y son limitados a circular en 75 kilómetros a la redonda.

Esta es la realidad de muchos hondureños que platicaron hoy con la primera dama, Ana García de Hernández, durante su recorrido por el Centro Caridades Católicas un refugio temporal de migrantes liberados por el ICE, donde pudo conversar con unidades familiares hondureñas que le contaron su experiencia antes, durante y después de cruzar la frontera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *