Brasil suma 141 muertos por COVID-19 en 24 horas; acumula 941

abril 9, 2020

 

Brasil



Brasil sumó otros 141 muertos por la pandemia de coronavirus en las últimas 24 horas y el total de decesos llega ahora a 941, con 17 mil 857 casos confirmados, según informaron este jueves las autoridades sanitarias.

El número de contagios mantuvo la misma tendencia creciente, que se ha acelerado en los últimos días, y con relación a la víspera hubo un aumento de mil 930 casos, de acuerdo con el boletín diario de situación presentado por el Ministerio de Salud.

Como ha ocurrido desde la detección del primer caso, el pasado 26 de febrero en la ciudad de Sao Paulo, el estado homónimo sigue siendo la región más afectada, con 496 víctimas mortales y 7 mil 480 casos.

Sao Paulo es el corazón industrial y financiero de Brasil y allí viven unos 46 millones de los 210 millones de habitantes del país.

El gobernador de ese estado, Joao Doria, impuso una cuarentena en toda la región el pasado 24 de marzo, en principio por quince días, pero ya la ha prorrogado hasta el próximo 22 de abril.

Pese a ello, datos del Gobierno de Sao Paulo obtenidos a través del seguimiento de los teléfonos móviles de los ciudadanos indican que, al menos este miércoles, solo la mitad de la población atendió la recomendación de permanecer en casa.

Lo mismo ocurre en otras ciudades del país, como Río de Janeiro, donde existe una preocupación especial por el aumento de personas en las calles, sobre todo en las favelas, que concentran a un 22 por ciento de los 6.3 millones de habitantes de la ciudad.

El viceministro de Salud, Joao Gabbardo, dijo en rueda de prensa que, en estados como los de Sao Paulo y Río de Janeiro, los dos más afectados por la pandemia en el país, es necesario tener un cuidado particular respecto a las cuarentenas.

“Son lugares que ya tienen una luz roja encendida y deben dar una máxima atención a la cuestión de la movilidad social”, sostuvo el viceministro, quien aclaró que eso no debe aplicarse a todos los municipios de esas regiones, aunque sí en las capitales.

“No todos los municipios de esos estados deben seguir el mismo padrón”, pues existen algunos de menor población, alejados de las grandes capitales, en los que ni siquiera hay un caso registrado.

Gabbardo indicó que, hasta el momento, desde la aparición de la pandemia en el país, han sido hechos unos 480 mil test en posibles pacientes.

El viceministro admitió que “pueden parecer pocos” con relación a la población del país, pero sostuvo que las autoridades continuarán profundizando esa política a pesar de las dificultades que impone la vasta extensión del territorio nacional, sobre todo en términos de la distribución del material de laboratorio.

Gabbardo reiteró además que el Gobierno intenta acelerar todas las operaciones que tiene en curso para la compra de equipamientos médicos, sobre todo respiradores y máscaras quirúrgicas, a fin de estar “completamente preparado” para el pico de la pandemia, que se espera entre fines de abril y principios de mayo.