Brasil rebasa las 52 mil defunciones por COVID-19

junio 24, 2020

 

Brasil 



Brasil registró mil 374 muertes por COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que ya son 52 mil 645 víctimas por la enfermedad, mientras que el número de infectados suma un millón 145 mil 906, informó este martes el gobierno.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se registraron 39 mil 436 nuevos contagios en la potencia sudamericana, que continúa posicionándose como uno de los focos globales de la pandemia.

Del total de casos registrados hasta la fecha, hay 479 mil 916 pacientes en acompañamiento y 613 mil 345 ya recuperados.

Sin embargo 3 mil 911 casos, que corresponden a muertes presuntamente causadas por el coronavirus, aún están bajo investigación.

Brasil es el segundo país del mundo con más casos y decesos por COVID-19, situándose tan solo por detrás de Estados Unidos.

Aunque los datos señalan más de 1.1 millones de contagios, según estudios, la cifra real puede ser hasta 10 veces mayor, debido a la elevada subnotificación de casos en el país.

Mientras que un estudio de la Alcaldía de Sao Paulo, la ciudad más poblada y azotada de Brasil, señala que la capital paulista podría tener hasta 1.16 millones de infectados, las estimativas para Río de Janeiro, la segunda urbe más golpeada por la emergencia sanitaria, apuntaron que el número de infectados reales podría ser hasta 80 veces superior a los 50 mil 922 casos que constan en los reportes oficiales.

Este martes, el estado de Sao Paulo, el más rico y poblado de Brasil, con 46 millones de habitantes, volvió a registrar un récord de muertos diarios, con 434 fallecidos.

Así las cosas, el número de víctimas en la región paulista llegó a los 13 mil 68 fallecidos, mientras que los casos confirmados ya bordean los 230 mil.

La ciudad de Sao Paulo era considerada hasta ahora como el principal epicentro del COVID-19 en el país. Sin embargo, esta semana por primera vez las ciudades del interior del estado homónimo registraron más casos diarios que la capital.

Le sigue al estado de Sao Paulo el de Río de Janeiro, con 9 mil 153 muertos y 100 mil 869 infectados, y en el tercer lugar continúa Ceará, en el empobrecido nordeste del país, que con un alarmante número de infectados (97 mil 528) y más de 5 mil 700 muertos, sigue preocupando a las autoridades por ser una región de tan solo nueve millones de habitantes, muy inferior a la de Sao Paulo y Río.