Bolsonaro insiste con reabrir comercio y normalizar actividades

julio 9, 2020

 

Brasil



El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, incluso aislado en el Palacio de la Alvorada tras haber contraído COVID-19, le pidió este jueves a gobernadores y alcaldes que reabran el comercio y normalicen las actividades para evitar una tragedia peor que la causada por la pandemia.

El jefe de Estado, en una inusual transmisión debido a que no contó con acompañantes ni con la tradicional traductora para el lenguaje de sordomudos siempre presente en sus directos, volvió a minimizar la gravedad del nuevo coronavirus y apareció sin mascarilla.

Aseguró que desde un comienzo viene manifestando que hay que cuidar de las vidas pero también de los empleos y que por eso ha sido duramente criticado.

Bolsonaro insistió en que el hambre y la depresión generada por la cuarentena entre los millones de brasileños que perdieron sus empleos puede provocar más muertes que el propio coronavirus.

Casi que de forma simultánea a su transmisión, el Ministerio de Salud anunció que Brasil acumula hasta este jueves 69 mil 184 muertes por COVID-19 y un millón 755 mil 779 contagiados, lo que convierte al país en el segundo más afectado del mundo por la enfermedad tras Estados Unidos y en uno de los nuevos epicentros globales de la pandemia.

Bolsonaro dijo que el Gobierno intentó hacer su parte para combatir la pandemia pero que la Corte Suprema decidió que la responsabilidad de imponer medidas de distanciamiento social es de los alcaldes y los gobernadores regionales.

Agregó que su Gobierno optó entonces por cuidar de la preservación de los empleos mediante programas de incentivos a las empresas y de subsidios a desempleados e informales.

Aseguró que quienes tienen que protegerse del virus son los mayores de 65 años, como él, y las personas con enfermedades preexistentes, que tienen menores resistencias.

Según Bolsonaro, algunos indicadores muestran que la economía ya comenzó a reaccionar tras la fuerte contracción de los primeros meses de la pandemia y que confía en la recuperación, pero que, si no hay una retomada, la crisis será muy superior.

En el directo desde un pequeño despacho en el que al parecer solo había un auxiliar a varios metros manipulando la cámara, Bolsonaro dijo que esperaba recuperarse lo más rápido posible pero que probablemente tendrá que permanecer otra semana aislado.

Aseguró que eso no le ha impedido, mediante videoconferencias y hasta conversaciones telefónicas, como las que tuvo hoy con los presidentes de Colombia y Paraguay, seguir trabajando.

Igualmente volvió a defender el uso de la cloroquina para tratar el coronavirus, pese a que la eficacia de esa medicina no está comprobada, y dijo que a él le está haciendo efecto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *