Blanquea tus dientes en casa

abril 24, 2017

¿Quieres blanquear tus dientes, pero no quieres gastar dinero en tratamientos y productos costosos? te cuento que existen algunos productos caseros que funcionan de maravilla para blanquear los dientes, y uno de ellos es el ¡bicarbonato de sodio! El bicarbonato es un abrasivo suave que elimina efectivamente de los dientes las manchas causadas por el té, el café, los cigarrillos, etc.



  1. Mezcla el bicarbonato de sodio con limón: En una taza pequeña, mezcla la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua o limón. Cerciórate de que tenga la consistencia de una pasta, así podrás aplicarla con más facilidad. Puedes aplicarte la pasta en los dientes con un cepillo dental o tan solo tus dedos. Si deseas eliminar una mancha considerable, es recomendable que apliques la pasta de forma directa sobre la mancha y la dejes reposar aproximadamente por 2 minutos. Del mismo modo que lavar los platos, algunas manchas requerirán que restriegues un poco más. También podría ocurrir lo mismo con la mancha en tus dientes; usa un cepillo dental o tus uñas para retirar ese último pedazo de suciedad.
  • Para obtener un mejor resultado, puedes secar la superficie del diente con una gasa antes de aplicar la pasta.
  • Si deseas obtener un efecto blanqueador general, remoja tu cepillo en la taza para cubrir las cerdas con la pasta de bicarbonato de sodio, y empieza a cepillar.
  • También puedes sumergir tu cepillo de dientes mojado directamente sobre el bicarbonato, y el polvo se adherirá a las cerdas. Sin embargo, el sabor del bicarbonato será muy fuerte si utilizas este método.

2. Cepilla tus dientes durante uno o dos minutos: Cepilla tus dientes como lo harías normalmente, pasando el cepillo por todas las grietas y hendiduras. No cepilles tus dientes por más de dos minutos, ya que el bicarbonato es un abrasivo suave y puede comenzar a erosionar el esmalte de tus dientes. Asegúrate de no cepillarlos de lado a lado ya que este movimiento es destructivo para los dientes, solo debe hacerse de arriba abajo.

  • Debes usar un cepillado dental suave y cepillar con poca fuerza.
  • Ten en cuenta que el sabor del bicarbonato no es ¡para nada agradable!

3. Cepilla tus dientes durante uno o dos minutos: Cepilla tus dientes como lo harías normalmente, pasando el cepillo por todas las grietas y hendiduras. No cepilles tus dientes por más de dos minutos, ya que el bicarbonato es un abrasivo suave y puede comenzar a erosionar el esmalte de tus dientes. Asegúrate de no cepillarlos de lado a lado ya que este movimiento es destructivo para los dientes, solo debe hacerse de arriba abajo.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *