Biden gana las primarias demócratas de Carolina del Sur y gana protagonismo ante el esperado supermartes

marzo 4, 2020

Estados Unidos

La noche del ‘supermartes’ es tradicionalmente tan larga que lo habitual es que tarde semanas en terminar pero el comienzo no podía haber sido mejor para Joe Biden.



Después de un arranque decepcionante de su campaña, la victoria en Carolina del Sur y la retirada de sus principales rivales de centro  se han traducido en unos excelentes resultados para el exvicepresidente en los estados del sur. Virginia, Carolina del Norte, Alabama y Tennessee fueron para el exvicepresidente. También Oklahoma, que en el las primarias del 2016 dio la espalda a Hillary Clinton, fue para el vicepresidente, al igual que Massachusetts y Minnesota.

Todos los datos apuntan a que California, el mayor botín de la noche, fue para Bernie Sanders , que también se llevó Colorado, Utah y Vermont.

El recuento de votos en California puede prolongarse varios días por lo que sus 415 delegados todavía no se han computado de modo que actualmente el ganador en número de compromisarios sería Biden tras conquistar Texas (228) delegados, el segundo premio de la noche.

Falta por conocerse también el resultado en Maine (24 delegados), donde ambos candidatos competían muy de cerca. Recuento de delegados aparte, el claro vencedor de la noche, en número de estados y diversidad demográfica, ha sido Biden, el candidato del aparato, y no su alternativa izquierdista, Sanders, líder hasta ahora de la carrera.

Este martes ha sido también un jarro de agua fría para Michael Bloomberg. En Virginia, el estado donde más tiempo y dinero invirtió  y donde desde hace una década ha impulsado a candidatos y causas, obtuvo menos del 10% del voto, lo que implica que no obtendrá ningún delegado en esta carrera.

En otros estados se perfilaban resultados decepcionantes para el multimillonario, que erró en su cálculo de que esperando al supermartes para saltar a la carrera presidencial tendría más posibilidades de ganar.

El dinero no lo es todo en política. Su pírrica victoria se limita al territorio de Samoa, una isla del Pacífico de 50.000 habitantes. De acuerdo con la agencia AP, Bloomberg procederá hoy a reconsiderar si tiene sentido seguir en la carrera, aunque siempre había dicho que la suya era una apuesta a largo plazo.