Bajan aguas en Honduras pero sigue el peligro por los daños que dejó Iota

noviembre 19, 2020

En Honduras, el fenómeno ha causado destrozos en todo el país, en algunas regiones más graves que en otras.

Tegucigalpa, Honduras

Las aguas por las grandes inundaciones que dejó la tormenta tropical Iota en Honduras, con mayor magnitud en el norte del país, comenzaron a bajar este jueves, pero el peligro sigue por la destrucción que dejó la tormenta tropical Iota, con el suelo altamente saturado de agua y vulnerable.



En el extenso y fértil valle de Sula, que sigue inundado, el nivel del agua achocolatada que dejó Iota ha bajado, por lo que algunos damnificados que se habían concentrado en las medianas de algunos bulevares hoy decidieron retornar a sus casas o lo que queda de ellas.

El país ha sufrido intensas lluvias desde el domingo, cuando Iota, convertido en huracán categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, se acercaba a las costas de Nicaragua, donde su efecto fue demoledor.

En Honduras, el fenómeno ha causado destrozos en todo el país, en algunas regiones más graves que en otras.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *