Azuzadores sin madre

octubre 1, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Los más o menos mil compatriotas que han sido azuzados para acometer la aventura imposible de llegar a Estados Unidos, son las nuevas víctimas de individuos inescrupulosos y sin madre que han encontrado en esta forma de explotación un filón jugoso, porque no se crea que lo hacen por sacar de la pobreza a gente que sueña con encontrar la prosperidad marchando de la forma más incierta y temeraria hacia los caminos más extraviados, donde la muerte alza los brazos para darles la bienvenida a personas inocentes e ingenuas que de la noche a la mañana deciden acatar el llamado para ir en busca de la desgracia. Porque no todas estas personas que deciden irse en la caravana están del todo desesperadas por no tener que comer o estar haciendo nada, casi todos están haciendo alguna actividad que les permite vivir, pero apenas les llega a su teléfono el llamado para integrarse a la marcha, dejan lo que están haciendo para lanzarse al ruedo de lo incierto y del peligro.



No hay manera de poder alcanzar la frontera con Estados Unidos en estos tiempos, podrán exponerse a que los policías y militares de Guatemala y México los tiroteen, y quizás algunos cuando empiecen a ver la venada careta reflexionen  y se preguntarán qué diablos están haciendo buscando el peligro, y una vez que el veinte les caiga en la cabeza recapaciten y decidan retornar a lo seguro que dejaron atrás, donde tienen algo que hacer para seguir buscando concretar las ilusiones, que mientras vivan tendrán la posibilidad de hacerlas realidad, pero que una vez muertos en algún lugar del trayecto peligroso, de repente ni sus restos será posible repatriar.

Hay una mala suerte de individuos perversos que usan el poder de influenciar que por desgracia les permite las redes sociales para asociarse con personajes de mala ley que conforman una red internacional de un hampa de nuevo cuño que se dedica al tráfico de personas con el objetivo de crear una conflictividad migratoria usada para descomponer el ámbito social en las zonas fronterizas, lo que es perfectamente entendible leyendo los análisis que explican el porqué de estos modernos patrocinadores de esta inmigración que incita a gente pobre, completamente ilusa, que sigue cifrando hacerse de un mejor futuro en el momento que logren traspasar la frontera de EEUU.

Lo hemos leído en un documento del Departamento de Seguridad Interna de EEUU, conocido en inglés como Homeland Security, después que a las mismas autoridades estadounidenses les llevó algún tiempo descifrar quiénes estaban detrás de estos movimientos migratorios, compuestos por una mezcla de personas donde se integran gente buena y deseosa de trabajar, con una cadena de antisociales formadas por personas de la peor laya que existe en un país. Y cuando las autoridades de EEUU llegaron al origen de la hebra encontraron a políticos y empresarios que viven de los malos propósitos, y que hallaron en la incitación migratoria una forma de crear dificultades fronterizas que les sirven como un poderoso aparato distractor para entretener y confundir a los cuerpos policiales y militares que resguardan las fronteras.

Los azuzadores de oficio están en Honduras, El Salvador, Guatemala y México, encadenados por las redes sociales que sirven para crear estos grupos, con invitaciones que no tienen un determinado punto de partida, porque estas caravanas se activan como las corrientes de agua de los afluentes de los ríos, que arrastran gente de todos lados hasta concentrarlas en el punto objetivo que es la frontera. Si usted se fija en los filmados que se han hecho en la frontera con Guatemala, hay líderes azuzadores que de leguas se ve que su trabajo es animar a los marchistas a que no desistan, a que vayan siempre hacia adelante, desafiando los resguardos policiales y militares, y las personas, igual que en las estampidas de los animales, una vez que los primeros que encabezan la marcha empujan y acometen a los patrulleros, derriban el valor de los guardias como una especie de torbellino imparable.

Así ha cruzado este grupo la frontera con Guatemala, pero cada vez que avancen se encontrarán con la endurecida muralla policial y militar, y quien sabe si en determinado momento, en la osadía de algunos de estos migrantes temerarios se encuentren con las balas de los fusiles. Porque con la decisión inquebrantable del actual gobierno norteamericano de no permitir a ningún migrante más que no tenga la aquiescencia de migración para ser aceptado como visitante, veremos un nuevo remolino de personas ubicados en sitios carentes del mínimo de confort en las peores condiciones en que apenas se puede sobrevivir.

De nuevo vuelve a resonar la interrogante: ¿quién está detrás de estos azuzadores que a través de las redes sociales incitan a los más humildes que viven ilusionados con que el sueño americano todavía es posible? Porque siempre hay alguien detrás de todo esto, y cuando vemos que hay individuos inescrupulosos pidiendo donaciones para ayudarles a estas personas humildes a ir hacia la desgracia, descubrimos que todas estas caravanas se fraguan como un nuevo modelo de conseguir dinero. Y como siempre, habrá personas que parecieran estar esperando estos llamados, enviando sus aportes para que los azuzadores sigan con su cruel bribonada de llevar gente hacia la desgracia.

Esto que ocurre no es atribuible a este o a los gobiernos anteriores, que haya pobres esperando estos llamados para embarcarse en el peligro tiene un origen bien explicado, porque pobreza ha habido aquí como la hay en todos los países del mundo. Solo los expertos en el engaño, que por lo general son personas de una izquierda enganchadora y oportunista, son los que le atribuyen a los gobiernos de corte democrático la autoría de la pobreza, ocultando con toda la maldad posible que si pobreza quieren ver solo hay que mirar hacia Venezuela, Nicaragua y Cuba.

No hay calificativo respetuoso para estos azuzadores sin madre que siguen usando a gente ilusa como carne de cañón, llevándola a crear la conflictividad en las fronteras, cumpliendo el objetivo político de la desestabilización en las zonas más sensibles, por donde pueden ingresar los elementos más peligrosos a cualquier país.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 1 de octubre de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *