Autoridades de Guatemala, Belice y Honduras dan duro golpe al narcotráfico y desmantelan narcoavioneta

octubre 25, 2019

Esta operación es parte de los esfuerzos conjuntos entre autoridades policiales y militares de Guatemala y Honduras en la lucha en contra del trasiego aéreo de drogas protagonizado por carteles de la droga que tienen conexiones con el crimen organizado a nivel centroamericano.

Guatemala

En una operación conjunta Policías Antidrogas y militares de Guatemala, Belice y Honduras lograron en las últimas horas  la ubicación de una avioneta color blanco sospechosa del delito de tráfico de droga.



Según el informe preliminar se especifica que a eso de las 05:00 P.M. del jueves 24 de octubre se recibió información de inteligencia sobre la traza de una aeronave color blanco que habría salido desde Venezuela la cual se consideraba como sospechosa de transportar supuesta cocaína.

De inmediato autoridades de la Dirección Policial Antidrogas (DPA) comunicaron a autoridades de la Fiscalía del Crimen Organizado sobre la alerta por lo que de inmediato se organizó un grupo de reacción y darle el seguimiento respectivo.

Tras activar los dispositivos y sistemas de alerta correspondiente con el apoyo de especialistas de las Fuerzas Armadas de Honduras se detectó que la aeronave bordeaba el espacio aéreo de la costa atlántica en el sector fronterizo entre las Repúblicas de Belice, Guatemala y nuestro país.

Ante la alarma, autoridades policiales y militares activaron diversos dispositivos en tierra de policías y militares antidrogas y otras Unidades Especiales de la Policía Nacional para estar en apresto por un posible aterrizaje en tierras hondureñas.

A las pocas horas agentes antidrogas recibieron información que después de tratar de realizar su descenso en suelo nacional los ocupantes de la misma decidieron buscar una pista alterna en la zona del sector de Escluinta, Guatemala.

En la maniobra, la aeronave se precipitó al vacío por lo que de inmediato policías antidrogas y militares de Guatemala ubicaron el lugar y se dirigieron a la finca Palajuyú, Sipacate, Escuintla, donde fueron recibidos a disparos de arma de fuego por los ocupantes de un vehículo, que se presume, esperaba el cargamento de droga.

Los policías repelieron el ataque y localizaron un vehículo con varios fardos con presuntos kilos de droga, tipo cocaína, que en estos momentos son contabilizados y analizados su procedencia por agentes de la Policía Nacional Civil y personal del Ministerio Público de Guatemala.

Esta operación es parte de los esfuerzos conjuntos entre autoridades policiales y militares de Guatemala y Honduras en la lucha en contra del trasiego aéreo de drogas protagonizado por carteles de la droga que tienen conexiones con el crimen organizado a nivel centroamericano.