Ataques, gritos y insultos en el primer debate presidencial entre Trump y Biden

septiembre 30, 2020

La palabra ‘debate’ quedó rápidamente vacía de todo significado.

Estados Unidos

El primer debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden no ha defraudado las expectativas. El futuro del Tribunal Supremo, la sanidad, la pandemia, la economía.



Cero puntos de encuentro y grandes dosis de resentimiento acumulado entre los dos candidatos, reunidos en un plató casi vacío en Cleveland (Ohio) con tres de cada cuatro votantes estadounidenses clavados delante del televisor, a pesar de que pocos pensaban que lo que anoche ocurriera podía hacerles cambiar de opinión.

La palabra ‘debate’ quedó rápidamente vacía de todo significado. En numerosos momentos de la noche, en especial hacia la segunda mitad, los gritos de uno y de otro apenas dejaban escuchar sus palabras.

El debate sobre el nombramiento de una nueva juez en el Tribunal Supremo llevó de inmediato a intercambios descarnados entre ambos candidatos sobre el futuro de la sanidad pública que rápidamente derivaron en ataques personales.

“Podías haberlo hecho en los 47 años que llevas en política”, lanzó Trump a Biden, a quien a los pocos minutos del comienzo del debate tachó de “socialista”.

El presidente presumió de haber rebajado el precio de las medicinas y aseguró que no pretende acabar con la cobertura sanitaria de las personas con condiciones médicas previas, a pesar de que su gobierno ha llevado una vez más al Supremo la reforma sanitaria de Barack Obama, que por primera vez protegía a estos pacientes.

“No estoy aquí para denunciar sus mentiras. Todo el mundo sabe que es un mentiroso”, lanzó Biden, que lo tildó también de “payaso”. Apenas habían transcurrido unos minutos del debate cuando el moderador, Chris Wallace, ha tenido que batirse para hacer oír su voz entre los ataques y protestas del presidente, que no dejaba hablar a su rival demócrata ni atendía a los avisos del periodista.

“Parece que estoy debatiendo contigo, en lugar de con él”, respondió el presidente al moderador, uno de los mejores entrevistadores del país.

Wallace es un veterano de Fox News que mantiene una contenciosa relación con el presidente, descontento con que no le rinda pleitesía, como hacen otros periodistas de la cadena. Pero, atrapado entre dos hombres que se negaban a escucharle, desbordado, su actuación de anoche fue criticada por todos.

Trump insistió en presentar a Biden como una marioneta en manos de las facciones más radicales de su familia política. “

El Partido Demócrata ahora soy yo”, ha respondido Biden a las continuas provocaciones del presidente, un profesional de la televisión y los programas de entretenimiento que ha buscado desestabilizar en todo momento a su rival.

“Yo gané a Bernie Sanders”, recalcó Biden. “Por poco”, deslizó Trump mientras el demócrata hablaba. “¿Te vas a callar, hombre?”, acabó por lanzarle Biden, visiblemente exasperado por la actitud del presidente. “Amigos, esto es tan poco presidencial”, lamentó a reglón seguido.

POR LA VANGUARDIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *