Ataque a un bar deja al menos 26 muertos en México

agosto 28, 2019

La Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz ha puesto en marcha un operativo de búsqueda de los responsables.

México

El ataque a un bar la noche de este martes ha dejado al menos 26 personas muertas y 11 heridas en la ciudad portuaria de Coatzacoalcos, en el Estado de Veracruz, al sureste de México.



Las autoridades del Estado han señalado que un grupo de delincuentes atacó el local nocturno «Caballo Blanco», provocó un incendio y bloqueó las puertas de salida del lugar para evitar que los presentes pudieran escapar.

El gobernador del Estado, Cuitláhuac García, ha calificado el incendio de «artero crimen» y ha asegurado que el motivo está relacionado con una pugna por la venta de drogas.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha condenado el crimen y ha prometido una investigación exhaustiva. «Es lamentable que la delincuencia organizada actúe de esta manera, es lo más inhumano que puede haber», ha dicho en la rueda de prensa matutina.

La Fiscalía General de Veracruz ha confirmado la muerte de 16 hombres y 10 mujeres, la mayoría de ellos a causa de la sofocación, y ha señalado que otras 11 personas continúan bajo atención médica. El ataque ocurrió sobre las diez de la noche (hora local) del martes. Medios locales indican que el atentado se produjo tras la irrupción de varios atacantes armados que primero abrieron fuego contra el bar y después lanzaron al interior cócteles molotov.

El incendio originado ocasionó el pánico entre las personas que estaban en el lugar, muchas de las cuales no pudieron abandonarlo a tiempo, según testimonios recogidos por Efe. Al lugar del siniestro han acudido familiares de los empleados para saber su estado, según informa la agencia France-Presse. «Lo que quiero saber es si está bien», dijo a la AFP la madre de un trabajador de limpieza de los baños del comercio, tras recorrer hospitales en busca de su hijo.

El ataque en Coatzacoalcos ha dejado entrever la profundidad a la que el crimen organizado ha calado en las instituciones públicas. El gobernador García ha cargado contra la policía estatal y el fiscal de Veracruz por haber liberado el mes pasado a Ricardo «N», uno de los presuntos responsables, sin ponerlo antes a disposición de la justicia. Sin especificar demasiado, el secretario de Seguridad de Veracruz, Hugo Gutiérrez, se ha sumado a la discusión y ha asegurado en Twitter que se ha pedido a López Obrador la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) ante la «evidente corrupción» de los procuradores locales. «Hay que investigar la actuación de la Fiscalía de Veracruz. Estamos pidiendo que la FGR atraiga el hecho y se haga una investigación a fondo», ha confirmado el presidente.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *