Un asteroide pasó esta madrugada muy cerca de la Tierra

octubre 12, 2017

El asteroide 2012 TC4 se desplazó entre la Tierra y la Luna a una distancia mínima inferior a 42.000 kilómetros

París, Francia

Un pequeño asteroide bautizado 2012 TC4 pasó este jueves muy cerca de la Tierra. No fue peligroso y permitió a los científicos simular un ejercicio de defensa, o sea, prepararse por si uno de estos objetos supusiera una amenaza real en el futuro.



El asteroide 2012 TC4 se desplazó entre la Tierra y la Luna a una distancia mínima inferior a 42.000 kilómetros y a una velocidad relativa respecto de la Tierra de 7,3 km por segundo. Su paso «no es preocupante», aseguró Detlef Koschny de la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, ESA). «Pero aprovecharemos para entrenarnos», agregó.

«Así, el día en que llegue un objeto verdaderamente peligroso, habremos ensayado varias veces antes», explicó el científico, quien estuvo involucrado en las misiones Rosetta, Smart-1, Venus Express, Chandrayaan-1 (ISRO) y ExoMars 2016.

Le puede interesar:  Asteroide que acabó con los dinosaurios dejó a la Tierra oscura

El ejercicio fue coordinado por la Universidad de Maryland, en Estados Unidos , junto a la NASA, la ESA y varios observatorios.

Michael Kelley, de la división Estudios de Planetas de la NASA, dijo que el paso de asteroides cerca de la Tierra «es bastante frecuente», pero lo que hizo de este «un evento especial» es que la roca fue objeto de «un ejercicio de defensa planetaria».

Los observatorios dirigieron sus telescopios hacia el asteroide, un «objeto muy pequeño», «como una casa» de entre 15 y 30 metros, según explicó Koschny, cuando se acercó a la Tierra y enviaron la información a centros de gestión de situaciones de emergencia. «Veremos entonces si los datos que les enviamos son comprendidos debidamente, si son claros o si hay que mejorar las cosas», dijo Koschny.

El asteroide no fue visible a simple vista, pero los aficionados equipados de buenos telescopios podrían haber capturado imágenes. Australia fue el lugar más fácilmente observable, cuando el 2012 TC4 pasó lo más cerca de la Tierra a las 5.41 GMT (2.41 en la Argentina).

Este objeto, que gira alrededor del sol en 609 días, fue descubierto en 2012, pero no había sido observado en el último lustro. Fue detectado nuevamente este año por el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral, en Chile, y permitió a los astrónomos calcular con precisión su trayectoria.

Sin embargo, en el hipotético caso de que hubiera impactado contra nuestro planeta, la agencia afirma que sería similar en tamaño y velocidad al bólido de Chelyabinsk, el cual el 15 de febrero de 2013, aproximadamente a las 09:20 hora local rusa, explotó a 20000 metros de altura liberando una energía de 500 kilotones, lo equivalente a treinta veces la bomba nuclear de Hiroshima. Debido a que explotó antes de tocar la superficie terrestre, “tan solo” dejó miles de heridos, infligió quemaduras, provocó ceguera temporal a las personas cercanas y dejó daños en edificios colindantes.

 Un impacto como este ocurre de media, según los expertos, una vez o dos veces por siglo y se espera que los objetos más grandes sean aún menos frecuentes (en escala de siglos a milenios). Sin embargo, dada nuestra visión incompleta, un impacto imprevisto podría, en palabras de la NASA, “ocurrir en cualquier momento”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *