Asintomáticos podrían desarrollar inmunidad más débil, según estudios

junio 18, 2020

El estudio pone en duda la estrategia de utilizar «pasaportes de inmunidad»

París

Según investigadores chinos de Nature Medicine, los contagiados que no desarrollaron síntomas, podrían tener una respuesta inmunitaria más débil contra el virus que las que sí cayeron más enfermas.



La investigación advierte, por lo tanto, de los riesgos al implementar la estrategia del pasaporte de inmunidad, que supuestamente garantizarán a los poseedores estar protegidos contra el mal.

El estudio abarcó a 37 personas cuyo plan inmunológico y clínico fue descrito. A todos se les diagnóstico positivo mediante prueba del hisopado en Wanzhou, China, antes del 10 de abril del año en curso.

Entre esos 37 pacientes asintomáticos identificados en un grupo de 178 personas infectadas por el nuevo coronavirus, 22 eran mujeres y 15 hombres, de entre 8 a 75 años (edad media: 41 años).

Los autores, Ai-Long Hua, de la Universidad médica de Chongqing y sus colegas, constataron que esos pacientes, aislados en el hospital, tuvieron una duración media de excreción viral de 19 días, frente a 14 días en 37 pacientes que presentaron síntomas (fiebre, tos, dificultades respiratorias).

Esta duración de excreción no significa, sin embargo, que infecten, lo que aun queda por evaluar, revelan los autores.

Ocho semanas después de la salida del hospital, los niveles de anticuerpos neutralizantes, que dan a priori inmunidad contra el virus, disminuyeron 81,1% en pacientes sin síntomas, frente a 62,2% en pacientes con síntomas.

Para explicar más la respuesta inmunitaria, los investigadores midieron algunas sustancias (citoquinas y quimioquinas) en la sangre y observaron sus bajos niveles en pacientes asintomáticos, lo que muestra una respuesta antinflamatoria reducida.

Estos datos, así como análisis anteriores de los anticuerpos neutralizantes, ponen en evidencia los riesgos potenciales de utilizar «pasaportes de inmunidad«, por lo que abogan por seguir aplicando las medidas sanitarias comunes de prevención.