Así funciona el Sistema Nacional de Emergencias y el 911

mayo 16, 2017

La línea 911 del Sistema Nacional de Emergencias, vital en la administración de la seguridad y la logística de atenciones en nuestro país.

Tegucigalpa, Honduras
Honduras ya cuenta con una mejor coordinación de respuestas, con acciones inmediatas, ante cualquier llamada de emergencia. Desde agosto de 2016, el Sistema Nacional de Emergencias articula las acciones de seguridad, atención sanitaria, convivencia ciudadana, extinción de incendios y otras que demanden salvamento o protección civil, a través de la línea de respuesta nuevo uno uno o 911.
Una simple llamada al 911 puede servir de alerta a las instituciones que integran el Sistema Nacional de Emergencias: Secretaría de Seguridad, Secretaría de Defensa, Secretaría de Salud, Instituto Hondureño de Seguridad Social, Policía Nacional, Policía Militar y del Orden Público, Comisión Permanente de Contingencias, Cuerpo de Bomberos, Instituto Nacional Penitenciario y el Instituto Nacional de Migración.
La línea 911 del Sistema Nacional de Emergencias es atendida por personal certificado que atiende a la población con total profesionalismo y confidencialidad. Este personal pasó por las respectivas pruebas de confianza y por chequeos periódicos a fin de mantener el cumplimiento de estándares internacionales, al igual que la lealtad con el Estado y el compromiso necesario por sus delicadas funciones.
Y es que el manejo de las llamadas a la línea 911 del Sistema Nacional de Emergencias lo exige: en menos de un año de funciones se han recibido más de 500 denuncias de violencia doméstica, y poco menos de 300 denuncias contra policías activos. En ambos, el director del SNE, comisionado Lisandro Rosales, ha informado debidamente tanto a la Primera Dama, Ana de Hernández, como a la Comisión Depuradora de la Policía Nacional, para que en ambos se tomen las acciones pertinentes.
Sin embargo, el Sistema Nacional de Emergencias no sólo recibe llamadas a través de la línea 911. También ejerce una estratégica labor de monitoreo visual, a través de unas 600 cámaras de seguridad distribuidas en las principales ciudades del país, las cuales permiten visualizar desde accidentes e imprudencias al volante, así como la comisión de distintos delitos, muchos de los cuales son abordados en tiempo real por elementos policiales o militares.
No obstante, una de las dificultades que ha ido depurando el Sistema Nacional de Emergencias son las llamadas falsas, así como las llamadas equivocadas que a diario se reciben en el 911. Para ello se ha ideado un sistema de multas a fin de concientizar a la población que una llamada que para algunos puede resultar una broma, para otra parte de la población puede terminar siendo una situación desatendida que puede poner en riesgo su vida.
Y es que la principal consigna del Sistema Nacional de Emergencias y de la línea 911 es eso, salvar cuantas vidas sean necesarias, a toda hora y bajo cualquier circunstancia, a quien le corresponda.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *