Arriban seis nuevos voluntarios de JICA para trabajar en Honduras

enero 26, 2020

El Programa de Voluntarios de JICA es una de las modalidades de cooperación, ejecutado a través del presupuesto de Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) del Gobierno del Japón.

Tegucigalpa, Honduras

Con el propósito de contribuir en el área de la educación, salud y desarrollo comunitario en el país, arribó a Honduras un grupo de seis nuevos voluntarios del Programa de Voluntarios Jóvenes para la cooperación con el extranjero (JOCV) de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).



La nueva misión de voluntarios japoneses estará desde enero 2020 hasta enero del 2022 en el territorio nacional. Este grupo estará asignado en las comunidades de Danlí y El Paraíso en el departamento de El Paraíso, Márcala en La Paz, Gracias en Lempira y en La Esperanza en Intibucá.

Los seis voluntarios de JICA son especialistas en el área de salud en obstetricia y una Fisioterapeuta que estará trabajando en la Teletón de La Esperanza. Así como en el área de la educación primaria y en la rama de la electricidad.

El Director General de JICA, NAKANE Suguru, le dio una cordial bienvenida a este nuevo grupo JOCV 2019-2, el cual está integrado por YOSHIDA Nana, SATO Yui, MATSUMOTO Hironao, SATO Nao, NAGAI Yutaro y SATAKE Saki.

Es importante destacar que los voluntarios de JICA son personas motivadas por un espíritu humanitario de cooperar y asistir en el ámbito internacional, quienes utilizan sus conocimientos, capacidades técnicas y experiencias profesionales para apoyar a las instituciones u organizaciones receptoras.

El Programa de Voluntarios de JICA es uno de los esquemas de cooperación técnica que forma parte de la Asistencia Oficial para el Desarrollo del Japón (AOD).

Este Programa envía a entusiastas ciudadanos japoneses, que desean participar en iniciativas de cooperación en los países en vías de desarrollo, y además posean experiencia, habilidades y conocimientos adecuados para responder a las demandas de asistencia de los países receptores de este tipo de cooperación.

Asimismo, cabe mencionar que los voluntarios de JICA viven y trabajan a nivel de las localidades, hablando el mismo idioma de las comunidades, realizando actividades con énfasis en el fomento de la confianza en sí mismas para un cambio sostenible.