Arrestan hermano e hijo de presidente de Guatemala

enero 18, 2017

Presentaron factura por 564 desayunos que nunca se sirvieron.

El hermano del presidente de Guatemala, Sammy Morales fue detenido en un allanamiento en su vivienda en la colonia San José, zona 4 de Mixco, en Ciudad de Guatemala por agentes de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), del Ministerio Público (MP) de ese país centroamericano.

Mientras que el hijo del mandatario, José Manuel Morales Marroquín, le notificaron que debía presentarse ante la judicatura por una orden de arresto en su contra.



Morales Marroquín no fue detenido porque vive en la residencia presidencia recinto que tiene inmunidad por ser la vivienda del presidente.

Ambos están en un juzgado de la capital guatemalteca a la espera de escuchar los motivos de su detención en la audiencia de primera declaración.

Por este caso también está detenido Mario Estuardo Orellana López, padre de la ex novia del hijo del presidente Morales.

El hermano del presidente de Guatemala, Sammy Morales dijo al llegar a los tribunales: “Me siento tranquilo, en paz. No he cometido ningún delito, si alguna falta he cometido estoy dispuesto a enfrentar las consecuencias que eso tenga”.

Además, el hermano del mandatario, que desde la campaña presidencial de 2015 tuvo relación en cuanto a la comunicación del partido FCN-Nación, afirmó de la captura: “Hasta bueno es, me encontraron en la misma casa, con la misma gente, sin seguridad, ni lujo o exceso, como siempre he sido”.

Una investigación develada el segundo semestre del año pasado, determinó la implicación de Sammy Morales y el hijo del presidente, José Manuel Morales Marroquín, en un aparente acto de corrupción en el Registro de la Propiedad.

También, Sammy reconoció en septiembre pasado que como un “un favor” para su sobrino José Manuel, solicitó una factura al restaurante Fulanos & Menganos, para simular el servicio de 564 desayunos para el Registro General de la Propiedad.

Las investigaciones iniciaron por una denuncia de la Contraloría  por 564 desayunos que nunca se sirvieron, por los que supuestamente se pagaron 90 mil Quetzales al restaurante en mención.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *