Argentina: “Hombre gato” fue retirado de su audiencia por asesinato porque no dejaba de maullar (VIDEO)

octubre 28, 2021

Cuando estaba en libertad, el hombre vivía con 37 gatos a los que trataba como a sus hijos porque sufría ya de parafrenia (delirio crónico)

Argentina

El último martes comenzó el juicio contra Nicolás Gilad Pereg, el hombre que asesinó a su madre y su tía en Argentina en enero del 2019; sin embargo, la audiencia no pudo terminar debido a que el sujeto no dejaba de maullar durante la sesión.



En la primera jornada a la que asistió de manera presencial, el sujeto llegó maullando a la sala de audiencias y no dejó de hacerlo hasta que fue desalojado por la jueza Laura Guajardo.

“Señor Gilad Pereg ¿este es su nombre?”, fue la primera pregunta que le formuló la jueza, a lo que el acusado respondió con un “Miau”.

“Antes de ingresar yo le advertí que sea en silencio y con decoro, de lo contrario habrá que retirarlo a una sala contigua”, continuó la jueza; sin embargo, el imputado continuó con los maullidos. Tal como muestra el clip del video que ya circula en redes sociales, el sujeto fue desalojado de la sala por efectivos de la policía provincial.

De nacionalidad israelí, ‘el hombre gato’, como fue bautizado públicamente, enfrenta cargos por el delito de homicidio agravado contra su madre Pyrhia Saroussy de 63 años y homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego contra su tía, Lily Pereg (54), por los que podría ser condenado a prisión perpetua.

Según el medio argentino Telam, dos testigos relataron este último miércoles que escucharon gritos de mujer y tres disparos cerca de su vivienda el 12 de enero de 2019, 14 días antes de que la tía y la madre del acusado fueran halladas asesinadas y enterradas en un sector del predio que él habitaba en la ciudad argentina de Mendoza.

El testigo recordó además que el acusado era un hombre “muy bien hablado e inteligente” a quien “jamás escucharon maullar”, como hace cada vez que es convocado por la Justicia.

Ellas habían ido a visitar a Pereg a su casa ubicada en Guaymallén, Mendoza; sin embargo, no se imaginaban tener este fatídico final.

CNN señala que su abogado defensor, Maximiliano Legrand, afirmó este martes durante el juicio que cuando Pereg todavía estaba en libertad “vivía con 37 gatos a los que trataba como a sus hijos porque sufría ya de parafrenia, una forma más de locura; licantropía, un desorden donde hay muchas personas que se creen animales; y delirios”. Legrand afirmó que pedirá la inimputabilidad de su cliente.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *