Andrés Cantor envía carta sobre Honduras a los australianos

octubre 22, 2017

El comentarista de Telemundo envió una carta abierta en la que le explica a los australianos que se encontrarán con “un país rico en espíritu”

 

Honduras



El famoso comentarista argentino de Telemundo, Andrés Cantor, publicó una carta abierta en las redes sociales en la que expone a Honduras desde una percepción diferente de la de los australianos en los últimos días.

Desde que se supo que Honduras sería el rival de Australia en el repechaje, medios de ese país se han encargado de señalar los problemas de inseguridad en la nación centroamericana.

Cantor, quien además está casado con una hondureña, manifestó su cariño por la tierra catracha y le explica a los oceánicos que se encontraran con un país rico en espíritu.

Aquí la carta completa:

CARTA ABIERTA: Estimados australianos. Los conocí bastante durante los JJOO de Sydney hace 17 años. Tienen un país fascinante y de veras que me encantó su gente, su cultura, sus costumbres.

No se dejen llevar ni asustar por todo lo que leen y escuchan acerca de Honduras. Muchos hablan sin haber estado nunca ni cerca de ese noble país centroamericano, hablan googleando referencias, sin saber de veras como es.

Yo les cuento. Se van a encontrar con un país distinto al de Uds., más pobre, pero rico en su alma y espiritu. Un país con gente digna, trabajadora, esforzada como ninguna que busca salir adelante y que alimenta la esperanza de una vida mejor.

No le tengan miedo a los rótulos. San Pedro podrá ser una de las ciudades más violenta del mundo, pero si la es, es por estadísticas de un sector violento de la sociedad y no por sus ciudadanos comunes. Nada les va a pasar.

O sí. Van a encontar un pueblo enfervorizado por el fútbol, apasionado, cuyo folklore para vivir un partido los va a sorprender. Que harán del juego una fiesta y de su estadía en esas tierras un carnaval. A su manera.

Como mientras estén en suelo catracho vivirán en una burbuja, custodiados hasta los dientes -tal vez exageradamente- no podrán conocer su hermosa gente, su bella cultura, sus lindos lugares, sus costumbres, y cuando les hablen de baleadas, sepan que google jamás podrá traducir correctamente, la exquisitez del plato típico. Se lo pierden.

Van a estar en un país que pese a todo lo que le ha pasado, está de pie, queriendo salir adelante, con gente que trabaja el doble que Uds. para ganar acaso un cuarto del salario de Uds, pero que a la noche se sienta en familia, en paz y con fe, en Dios, en ellos, en la familia. Muchas veces con dolor, con cansancio y con rabia, pero siempre con orgullo de lo que son. Y eso no tiene precio. Con eso se van a encontrar. No tengan miedo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *