«Ando encachimbado», «nos llevó putas», entre los aportes de Honduras a la RAE

abril 23, 2018

Asimismo, “hijo de papi y mami”, es decir hijo de ricos, “andar hule” escaso de dinero entre otros

 

Tegucigalpa, Honduras



Honduras está entre los países que mejor habla el castellano en Latinoamérica, lo demuestra los miles de aportes que hacen los «catrachos» al diccionario de la Real Academia Española.

Según los representantes de la RAE en Honduras, en la actualidad ya suman 18,000 palabras que están incorporadas al diccionario como aceptadas aunque parezcan “boconadas” en algunos círculos de la sociedad, pero se tratan de hondureñismos y modismos.

Entre algunas de la más sorprendente figura “estar hasta los queques”, que significa estar muy comprometido, endeudado o sin tiempo disponible, “la mera riata” la autoridad, “encachimbado” irritado o enojado y “pajero” mentiroso.

Asimismo, “hijo de papi y mami”, es decir hijo de ricos, “andar hule” escaso de dinero, “me llevó putas” tuve mala suerte, “ahí nos vidrio” despedida o verse en algún lugar, “arrastrado”, persona servil “barco”, en la universidad profesor poco estricto y “Enculado” enamorado.

La última edición

En la última edición de la Real Academia es decir la 23, que incluye casi las 100,000 acepciones como “encachimbado” que cada uno de los hondureños la usan y tuvieron que incorporarlas.

La docente experta en lingüítica, Litzia Solís, manifiesta que “Honduras ha aportado muchísimo no solo a la lengua y a la cultura hispana en términos lingüísticos, es uno de los países que más contribuyen al Diccionario de la Lengua Española, después de México, que es de las naciones que más hablantes tienen.

Antes la RAE manejaba una normativa diferente, pero ahora con una de tipo panhispánico hay una apertura y se consideran los giros lingüísticos, locuciones y características de cada país hispanohablante, y en esa nueva perspectiva nuestro país figura con un papel protagónico”, detalló la experta en la materia.

Además explicó que giros son aquellas palabras típicas que se usan habitualmente, son representativas y tienen un significado particular, esto les da identidad como hondureñismos.

A medida que transcurre el tiempo estos se van documentando, se analizan sus frecuencias de uso y cuando entran a los estándares necesarios para ser incorporados, la Academia Hondureña de la Lengua (AHL) los reporta a la RAE y figuran así en el diccionario, planteó Solís.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *