América supera los 12 millones de contagios de COVID-19

agosto 19, 2020

 

América



América sobrepasó este miércoles los 12 millones de contagios por coronavirus, casi el 55 por ciento de los 22.2 millones mundiales, mientras que los gobiernos de los diferentes países del continente siguen ajustando las medidas para enfrentar una enfermedad que se resiste a ceder.

La región más afectada en el planeta por la pandemia llegó a por lo menos 12 millones 8 mil 410 casos, un listado que sigue liderado por Estados Unidos (5.52 millones) y Brasil (3.45 millones) y en el que otros 4 países americanos siguen en el top 10, entre el sexto y el noveno lugar: Perú (549 mil 321), México (531 mil 239), Colombia (502 mil 178) y Chile (390 mil 37), todos por encima de naciones otrora epicentro de la COVID-19 como España e Italia, según los datos más recientes de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Una crisis sanitaria que aunque afecta a todo el continente sin miramientos, se sigue viviendo día a día de forma diferenciada, dependiendo de los avances o retrocesos que cada país presenta en una lucha por defender la vida y bienestar de sus habitantes.

Por un lado, pese a la compleja situación que vive Estados Unidos llegaron buenas noticias desde Florida, el segundo estado más afectado de todo el país, que registró esta jornada una tasa de positivos en las pruebas del coronavirus del 7.08 por ciento, la más baja desde el 14 de junio y el séptimo día consecutivo por debajo del 10 por ciento, tras el 18 por ciento registrado en julio.

En Chile, el gobierno anunció que desde el viernes reducirá en una hora el horario del toque de queda que rige para todo el país desde mediados de marzo, con el objetivo de dar más tiempo a los ciudadanos para salir a la calle, ahora que el país se encuentra en una etapa de desconfinamiento gradual, y así evitar aglomeraciones.

A eso se suma que seis ciudades del país donde la situación ha mejorado saldrán también este viernes de cuarentena y pasarán a la segunda de las cinco fases de desconfinamiento, mientras que la isla Juan Fernández entrará en la penúltima fase, aunque otras cuatro localidades que han retrocedido en el combate de la enfermedad volverán el mismo día a cuarentena, una muestra de ese sube y baja en el que el mundo está inmerso a la espera de una solución definitiva o al menos duradera.

Justo con la mira en ese objetivo, la Alcaldía de Río de Janeiro anunció el mismo día que Brasil superó las 111 mil muertes (solo detrás de las 172 mil 667 de Estados Unidos) que una medicina desarrollada por la farmacéutica estadounidense Sorrento Tehrapeutics será experimentada en pacientes internados en hospitales de la ciudad, tras unos primeros ensayos clínicos exitosos.

Un anuncio que se da un día después de que Anvisa, órgano vinculado al Ministerio de Salud, aprobara el inicio de los ensayos en miles de personas de una vacuna de multinacional Johnson & Johnson, la cuarta que se experimenta en el país contra el virus, tras los vistos buenos dados a otras del Reino Unido (AstraZeneca y Universidad de Oxford), China (Sinovac Biotech) y por el consorcio BioNTech (Alemania) y Wyeth/Pfizer (Estados Unidos).

Costa Rica permitirá desde el 1 de septiembre unos seis vuelos semanales provenientes de EE.UU., únicamente con pasajeros provenientes de Nueva York, Nueva Jersey, Nueva Hampshire, Maine, Vermont y Connecticut, como parte de un plan de reactivación del sector turismo.

Este país comenzó la apertura para los vuelos comerciales internacionales el pasado 1 de agosto con permiso para vuelos provenientes de Europa y Canadá y en total son 44 las nacionalidades que están habilitadas para ingresar a la nación centroamericana, entre las que se encuentran las de la Unión Europea, del Reino Unido, Canadá, Japón, Tailandia, China, Australia, Nueva Zelanda y Uruguay.

A su vez, el Gobierno de San Cristóbal y Nieves, con poco más de 50.000 habitantes y solo 17 contagios y ninguna muerte, defendió la decisión de permitir que dos barcos de Royal Caribbean Cruise Lines atraquen el próximo lunes en el territorio caribeño como puerto seguro, con medidas de seguridad y cuarentenas para sus tripulantes de por medio, algo que además, dijeron, llevará a medio plazo un beneficio económico.

Y es que los efectos económicos de la pandemia siguen preocupando a todo el mundo, como lo demuestra el más reciente informe de la calificadora Moody’s, que este miércoles aseguró que esta crisis hará crecer a más del doble los déficits fiscales en Centroamérica y el indicador promedio regional llegará al 6.4 por ciento del producto interno bruto (PIB) este 2020, tras el promedio del 2.6 por ciento registrado entre 2015 y 2019.

Por su parte, la ONU advirtió que si Latinoamérica quiere una recuperación socioeconómica que no deje a las mujeres atrás debe colocar los cuidados en el centro de sus respuestas a la pandemia del nuevo coronavirus, que según la organización llevará el desempleo femenino al 15.2 por ciento este año, casi 6 puntos porcentuales más que en 2019, mientras que la pobreza entre ellas crecerá hasta 37 por ciento, afectando a 118 millones de latinoamericanas para fin de año.

Adicional a esto, diversos países están reforzando sus medidas locales, como República Dominicana, cuyo gobierno anunció que aumentará el presupuesto del sector salud, sumando 254 millones de dólares hasta diciembre a los 932 millones previstos para este año, y aspira a duplicar diariamente el número de pruebas PCR para detectar el coronavirus.

En Uruguay, el Ministerio del Interior trabaja en un protocolo para aplicar, en plena pandemia, el próximo 24 de agosto, fecha en que se celebra la Noche de la Nostalgia, una de las principales fiestas del país y en la que miles de personas suelen acudir a fiestas públicas y privadas.

Entre las principales acciones se incluye realizar una campaña de prevención donde se exhorta a no asistir a eventos, coordinar inspecciones entre los organismos competentes y dar actuación a la Fiscalía General de la Nación en casos de desacato, además de un llamado a la solidaridad colectiva para mantener el estado sanitario actual.

Puerto Rico, a su vez, informó que todos los domingos habrá confinamiento para ayudar a frenar el aumento de casos positivos y muertes por el COVID-19, a lo que se sumará un aumento de la vigilancia policial para controlar el cumplimiento de las medidas.

Por último, las autoridades cubanas reclamaron a la población acatar las medidas principales para crear barreras que eviten infectarse, luego de que la isla registró este miércoles 74 nuevos casos, una de las cifras más elevadas hasta la fecha, con La Habana con más de 130 focos repartidos en 13 de sus 15 municipios y que sumó 47 casos más.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *