Amarga sensación en el Madrid pese a clasificar

noviembre 28, 2017

El Fuenlabrada le empató en los últimos minutos y las dudas tensaron el ambiente

 

Madrid, España



El Fuenlabrada llegó al Santiago Bernabéu con una estadística interesante. En la tercera división llevaba la marca de mejor visitante, ya que suma 22 de 24 posibles. La visita a la casa del Real Madrid, se presentaba como un reto mayor para alargar la racha.

Le puede interesar: ¡Admirable! niño entra al campo para auxiliar a futbolista

Estuvieron a punto de lograr más que eso. El momento extraño de los Merengues abre la brecha para que suceda cualquier cosa, como una derrota ante el Betis por ejemplo.

Se creería que los de Zidane llegarían más animados sobre todo porque el pasado fin de semana se acortaron distancias con el primer lugar, el Barca. Son 8 puntos que no ilusionan pero tampoco desmotivan. Pero no, los jugadores que saltaron al campo lo hicieron nerviosos y si no hubiese sido por Gareth Bale, tal vez el campeón de Euroa se hubiese despedido de la Copa del Rey mucho antes de lo esperado.

Milla dejó en evidencia la falta de actividad de Keylor Navas. Disparó de larga distancia, el esférico, increíblemente golpeó en el cuello del tico y se adentró al marco. El costarricense perdió de vista la pelota y de inmediato fue víctima de críticas y memes.

Se fueron al descanso perdiendo y con la tensión al más alto nivel. Un gol más de los visitantes y el partido se iba al alargue. Pero llegó la lucidez de uno de los más críticados y desaparecido por lesiones, Gareth Bale. El galés entró para poner balones precisos y resolver el asunto.

Su centro, a tres dedos, fue perfecto para que Borja Mayoral martillara el balón. Rebotó en el travesaño y lentamente se introdujo al marco. Se empataba y se respiraba, prácticamente el resultado los clasificaba pero tenían que ganar, era el Fuenlabrada.

Bale apareción para jalar el esférico con clase y meterse al área. El gol merecía ser de él pero se conformó con el remate de Borja Mayoral para el 2 a 1.

Vea también: Lo que encontró el utilero al abrir el casillero de Balotelli
La clasificación era más que un hecho. Pero no contaban con el tanto de Portilla al 88. Disparó solo, Navas tapó y remató más solo aún y allí rescató el empate que para ellos es más que aceptable.

Empate amargo pero que los tiene de otro lado. No de la mejor forma pero ha sido efectiva.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *