Alimentación sana… clave para lograr un embarazo saludable

marzo 26, 2017

Seguir una alimentación sana reduce los riesgos de obesidad, preeclampsia, parto prematuro y la restricción del crecimiento fetal

Estados Unidos

Un nuevo estudio acerca de la alimentación que deben llevar las embarazadas, demostró que la mayoría de mujeres estadounidenses siguen una dieta incorrecta.

La autora del estudio, Lisa Bodnar, de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh mencionó, entre otras cosas, que la dieta es fundamental para las embarazadas. «A diferencia de muchos otros factores de riesgo del embarazo y el parto, la dieta es algo que podemos mejorar», expresó la profesora asociada de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción.



El estudio también muestra que la mala alimentación se da mucho en las mujeres negras, hispanas y las féminas que cuentan con un nivel de educación bajo.

El estudio fue realizado en más de 7,500 mujeres embarazadas, entregando un reporte de sus hábitos alimenticios en un periodo de tres meses, aproximadamente desde que concibieron. «Aunque debería prestar atención a la mejora de la consejería nutricional en las citas con los médicos, los cambios generalizados en la sociedad y en las políticas que ayuden a las mujeres a seguir unas dietas más saludables son más efectivos y eficientes», sugirió Bodnar.

Los resultados arrojaron que casi una cuarta parte de las mujeres blancas obtuvieron una puntuación dentro del quinto superior, en contra del 14% que presentan las mujeres hispanas y menos del 5% entre las mujeres negras.

Un dato muy curioso fue que entre más alto era el nivel educativo de las mujeres, mejor eran sus puntuaciones de alimentación sana, sin embargo, esta puntuación fue aun mayor en las mujeres blancas. No obstante, en todos los niveles de educación, las mujeres negras siempre presentaron los promedios más bajos.

Además puedes leer: Las frutas de verano

Según el informe, ninguna de las mujeres siguió las recomendaciones de las directrices dietéticas para los estadounidenses. «Nuestros hallazgos reflejan las tendencias nacionales de nutrición y dietéticas; se cree que la diferencia en la calidad de la dieta entre las personas no embarazadas es una consecuencia de muchos factores», mencionó Bodnar.

Además se refirió a la importancia de incluir alimentos saludables que llevan a una alimentación correcta y otras necesidades que podrían ser prioritarias con respecto a la dieta.

«La investigación futura debe terminar si mejorar la dieta antes del embarazo lleva a unos mejores resultados del embarazo y del parto», comentó la autora del estudio. «En caso afirmativo, entonces debemos explorar y hacer pruebas a los modos de mejorar la dieta de todo el mundo, sobre todo de las mujeres a las que les gustaría quedar embarazadas», recalcó Bodnar.

Lee también: Honduras: 560,000 hondureños padecen diabetes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *