Widget Image

Agujas enterradas en fresas mandan a hombre al hospital

Un joven se aterrorizó al descubrir el hecho

 

Australia

Un joven pretendía disfrutar de sus fresas cuando al morderlas notó algo extraño; las frutas tenías alfileres enterrados.

En Brisbane, Australia,  Haoni van Dorp y su amigo Joshua Gane ingresaron al supermercado Strathpine Center Woolworths y compraron dos canastos con frutillas, ocurriéndole lo relatado al primero de ellos.

Gane contó lo sucedido en Facebook, haciendo hincapié en que su amigo fue hospitalizado un “dolor severo en el abdomen”.

Tras la denuncia, se revisaron las fresas  que se vendían en distintos supermercados de la mencionada empresa, encontrándose agujas en otras dos tiendas Woolworths en las ciudades de Victoria y Queensland.

“Woolworths se toma la seguridad alimentaria muy en serio y estamos investigando estos reclamos con nuestro proveedor. Estamos trabajando estrechamente con las autoridades mientras investigan este asunto”, señalaron mediante un comunicado.

En tanto, las autoridades de salud del país oceánico llamaron a todas las personas que compraron frutillas de esta firma a no consumirlas y que vayan a las tiendas a pedir la devolución de su dinero, o bien tirar las frutas a la basura.