Alcaldes EEUU piden compasión para niños migrantes

octubre 2, 2014

Alcaldes de Los Ángeles, Chicago, Atlanta y Boston hicieron un llamado a «responder con compasión» a los miles de niños centroamericanos que llegaron recientemente a municipalidades y condados del país y necesitan ayuda para adaptarse.
«Como estadounidenses, no vamos a dar la espalda a estos niños», dijeron los alcaldes de 13 ciudades en una carta firmada conjuntamente y distribuida por la organización sin ánimo de lucro Welcoming America.
«Creemos en los valores de libertad, justicia y un trato imparcial. Escucharemos a estos niños y los trataremos de forma justa».
El documento pide a los líderes de la nación y los residentes de municipalidades que ayuden a grupos que ofrecen asistencia a los menores. Los niños a veces necesitan refugio, cuidado médico, servicios legales, de interpretación y educativos, dice la carta.
Se calcula que más de 60.000 menores cruzaron ilegalmente y sin sus padres la frontera entre México y Estados Unidos en los últimos 12 meses.
La mayoría proviene de Honduras, El Salvador y Guatemala y huye de la pobreza y la violencia generada por pandillas y el narcotráfico.
La carta está firmada por alcaldes de ciudades con grandes poblaciones inmigrantes. Algunos de los firmantes son Kasim Reed, de Atlanta, en Georgia; Martin Walsh, de Boston, en Massachusetts; Eric Garcetti, de Los Ángeles, en California; Jonathan Rothschild, de Tucson, en Arizona; Stephen Benjamin, de Columbia, en Carolina del Sur y Rahm Emanuel, de Chicago, en Illinois.
«Los niños deberían tener la oportunidad de contar su historia y la ley debería ser aplicada de forma justa y según las pautas de nuestro sistema judicial», dijeron los alcaldes.
«Los niños también son jóvenes, tienen miedo, y necesitan a un adulto de confianza que defienda sus intereses, tanto si es un intérprete, como un abogado o alguien que ofrece cuidado diario.
Los voluntarios en nuestras ciudades están ofreciendo esta ayuda y nos comprometemos a apoyar sus esfuerzos en todas las formas que podamos».
El documento es un proyecto de Welcoming America, una organización con sede en Decatur, Georgia, y que promueve mejores relaciones entre estadounidenses e inmigrantes.(Tomado de AP).



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *