Al menos 63 infectados de COVID-19 tras asistir a funeral en España

marzo 7, 2020

 

España 



Un funeral celebrado hace dos semanas en la ciudad española de Vitoria se ha convertido en el mayor episodio de propagación del COVID-19 registrado hasta ahora en España, con más de 60 asistentes a esa ceremonia infectados.

El dato fue aportado este sábado en rueda de prensa por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien también confirmó que los casos de coronavirus en España alcanzan ya los 475 positivos, mientras que el número de muertos asciende a 10, tras certificarse la muerte de de dos ancianos de 90 y 91 años, uno en Vitoria y otro en Madrid.

De los contagiados en el funeral celebrado en Vitoria son 38 personas residentes en dos localidades de la comunidad de La Rioja y al menos otras 25 que viven en Álava (a la que pertenece Vitoria), según las pruebas realizadas por el Centro Nacional de Microbiología (CNM).

Simón explicó que las autoridades sanitarias de La Rioja van a poner en cuarentena “manzanas completas” de un barrio ante el foco de contagio.

Por esta situación se han adoptado diferentes medidas, como el acceso controlado al centro de salud de Haro, una de las poblaciones riojanas afectadas y “reforzar el control del aislamiento domiciliario” de los afectados, en colaboración con las fuerzas de seguridad, en concreto con patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil.

Además, las autoridades riojanas han advertido de que el no cumplir las medidas de aislamiento domiciliario impuestas puede conllevar una sanción económica de hasta 600 mil euros.

Simón informó también de que hay al menos 30 recuperados y dejó claro que se mantiene el mismo nivel de alerta activado hasta ahora en España, el de contención.

Además del caso del funeral de Vitoria, el ascenso de los contagios se concentra mayoritariamente en dos focos ubicados en residencias de ancianos de Madrid.

Teniendo en cuenta que las personas mayores constituyen una población especialmente vulnerable al COVID-19, la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid decidió, este viernes, cerrar durante al menos un mes 213 centros de mayores – entre hogares y clubes – con el objetivo de evitar contagios.

También este sábado se registró el primer positivo por coronavirus en una cárcel española. Se trata de una técnico de jardín de infancia que desempeña su labor en los dos módulos de una prisión en Madrid donde conviven 36 reclusas y sus hijos (39 en total) de hasta 3 años.

Tanto las internas como los niños que han tenido relación con este caso se encuentran en observación y asintomáticos.