Advierten sobre los peligros del «raspado vaginal» para borrar rastros del ex

enero 14, 2019

Celebridades como Mel B ya lo han practicado

 

Estados Unidos 



Una nueva tendencia está generando polémica en el área de salud de las mujeres.

Se trata del «raspado vaginal», método que puede borrar, de los genitales de la mujer, todo rastro de sus relaciones anteriores.

La práctica toma fuerza después de que la celebridad Mel B confesó que se lo hizo cuando se divorció del productor Stephen Belafonte.

No obstante, algunos expertos han salido al paso para advertir sobre los riesgos del «raspado vaginal».

Un “raspado vaginal” consiste en eliminar o quemar las células de la parte interna de la vagina y usualmente es un procedimiento de cirugía plástica genital para disminuir la cavidad vaginal, según explicó la propia Mel B en una entrevista de televisión y en otra con The Guardian.

La ex spice girl aseguró que decidió someterse a este procedimiento porque su relación con Belafonte estuvo marcada por el maltrato físico y emocional, y no quería sentir “que la última persona que estuvo dentro de mi vagina fue este monstruo”, así que acudió a la clínica del doctor David Matlock, en Beverly Hills, donde rasparon su vagina y colocaron tejido nuevo.

Sin embargo, en una entrevista para la revista Refinery 29, la ginecóloga Jen Gunter aconsejó a las mujeres a no practicarse el raspado ya que «cualquier raspado del epitelio vaginal podría afectar su ecosistema y teóricamente podría propagar el virus del papiloma humano o aumentar la vulnerabilidad de las mujeres a esta infección».

Además aclaró que el procedimiento es innecesario porque la vagina, de manera natural, limpia los tejidos que deja el acto sexual.

El tejido vaginal se regenera completamente cada 96 horas y que las células superficiales se desprenden cada cuatro horas, por lo que no quedarían residuos de ninguna pareja dentro de la vagina.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *