Corriente de viento solar afecta a la tierra

marzo 14, 2018

El anuncio lo hizo la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

México.

Entre el 14 y 18 de marzo los habitantes de la Tierra serán testigos de fenómenos que van desde bellas auroras boreales hasta posibles interrupciones en las telecomunicaciones, debido a una corriente de viento solar que arribará al planeta, adelantó Américo González Esparza, titular del Laboratorio Nacional de Clima Espacial del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Unidad Michoacán.



La tormenta magnética es un fenómeno solar relativamente común que tiene su origen en el viento solar, pero ¿por qué hay que tenerlo en consideración?

Desde el pasado 26 de febrero, el Laboratorio de Astronomía Solar de Rayos X de la Academia de Ciencias Rusa dio a conocer que entre el 14 y 18 de marzo se esperaba una tormenta geomagnética, noticia que con el tiempo se confundió con una “tormenta solar intensa”, fenómeno completamente diferente, precisó al Foro Consultivo Científico y Tecnológico el investigador de la UNAM.

Además: Misterios del Universo que aún no tienen solución

“Es necesario enfatizar que no se trata de un evento explosivo en el Sol. Si estuviéramos hablando de una tormenta solar intensa sí tendríamos que tener los focos amarillos prendidos, pero estas tormentas son las que no podemos predecir todavía. La última gran tormenta solar se registró hace 160 años. El evento del que hablamos ahora no se debe a una explosión en el Sol, eso no se habría podido anticipar con tanta antelación”, precisó vía telefónica el especialista.

La tormenta geomagnética –que es la que se espera a partir de este miércoles– tiene su origen en estructuras de nuestra estrella llamadas “hoyos coronales”, que giran con el eje del Sol. En este caso, la estructura se formó hace 27 días y es el tiempo en que tarda en llegar a la Tierra, de estos hoyos sale el viento solar que también tiene interacciones con el campo geomagnético de nuestro planeta, produciendo fenómenos como las auroras boreales, así como algunas alteraciones menores en telecomunicaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *