Widget Image

Actuar fuera de la ley

Tegucigalpa, Honduras

Según la Constitución de la República en su artículo 47,  los partidos políticos legalmente inscritos  son instituciones de derecho público,  cuya existencia y libre funcionamiento está garantizado por la Ley, para lograr la efectiva participación política de los ciudadanos. Acto seguido en el artículo 48 la Constitución prohíbe a los partidos políticos atentar contra el sistema republicano, democrático y representativo de gobierno.

Con las actitudes que está asumiendo  Salvador Nasralla, está poniendo al Pac fuera de la Ley, al pretender desconocer que el sistema político contemplado en la Constitución en su artículo 51 establece que “para todo lo relacionado con los actos y procedimientos electorales habrá un Tribunal Supremo Electoral, autónomo e independiente, con personalidad jurídica, con jurisdicción y competencia en toda la república, cuya organización y funcionamiento serán establecidos por esta Constitución y la Ley.

Cuando Salvador Nasralla y sus asesores acusan al TSE de intervencionista, y rechazan su jurisdicción y autoridad para  fijar la fecha de las elecciones internas de este partido, los dirigentes del PAC acusan una ignorancia inaceptable, porque no hay ninguna laguna en la que pudieran nadar para querer hacer  elecciones internas a su albedrío particular. El TSE es la máxima autoridad en materia electoral, desconocer que tiene potestad para fijar la fecha de  elecciones internas de uno y demás partidos, es incurrir en una flagrante violación a la Ley, que perfectamente es tipificado como una acción delictiva de tipo político, porque delinque no solo el que roba y  el que agrede, sino también  el que transgrede la Ley con conocimiento pleno de que lo está haciendo en forma deliberada.

Todas las instituciones políticas se acogen a las disposiciones del TSE, sabiendo que es la institución facultada por la Constitución de la República para regir la existencia y funcionamiento de los partidos políticos, porque siendo la instancia suprema en materia electoral tiene toda la autoridad para fijar las fechas de eventos electorales. Un partido político  no puede auto dirigirse como si fuera una ínsula perdida en medio de las demás instituciones políticas, porque si hubiera un caso así, como el que se está dando con la inconcebible desfachatez de Nasralla y su comparsa de dirigentes, sería porque  Honduras habría entrado en la anarquía  donde un solo grupo político tendría capacidad de poner en jaque a la autoridad.

Y los dirigentes del PAC lo están haciendo, están incurriendo en una terrible arbitrariedad en la que solo pueden caer los ignorantes y los delincuentes, los primeros por desconocimiento o por  falta de lucidez mental, mientras que los segundos, por la intencionalidad de saltarse las trancas de la Ley y desafiar a la autoridad establecida por la Ley, que es la característica esencial de los delincuentes.

Ver y escuchar a dirigentes del Pac en el Foro del Canal 10, acusando  al TSE de intervencionista, resultó tan patético como vergonzoso, especialmente porque se trata de abogados que supuestamente, a pesar de que hoy asumen una postura política sectaria, no pueden alegar ignorancia de la Ley. Es que, ¿acaso  no han leído los artículos de la Constitución de la República mencionados anteriormente, que regulan todo lo concerniente a las elecciones y partidos políticos? No hay ningún vacío legal en este sentido, todo está regulado y reglamentado, y sin lugar a dudas: las elecciones de los partidos están regidas por el TSE. Ningún partido político puede celebrar elecciones internas ni participar en  elecciones generales estableciendo sus propias reglas, estas ya  están dadas bajo el criterio del TSE, que es la máxima autoridad en la materia.

Acusar de intervencionista al TSE como hemos escuchado a Salvador Nasrala y sus adláteres en el PAC, es un disparate monumental, que solo puede surgir de  las cabezas calenturientas de aquellas personas que se “autorigen” por sus opiniones trasnochadas y caprichosas, que les lleva a querer imponer sus criterios por encima de la ley y en contra de los derechos de los demás, que es la condición propia de  los anarquistas.

Esto no es tierra de nadie, este es un país regido por un Estado de Derecho, donde la Ley exige cumplimiento sinequánon,  en que todos debemos someternos a la majestuosidad de las leyes, sin excepción. Y además porque al recibir  el PAC una cuota de la deuda política se convierte en beneficiario del  dinero que pagamos los contribuyentes, que tenemos todo el derecho del mundo a exigir que quien se beneficia de nuestros impuestos por lo menos tenga la dignidad de cumplir la Ley.

Por lo tanto, con ese derecho que como contribuyente nos otorga la Constitución, estamos investidos moral y legalmente para exigir que el TSE, declare nulo de toda nulidad,  el simulacro de elecciones que pretende realizar Salvador Nasralla este próximo domingo. No hacerlo sería una concesión peligrosa a favor del naciente anarquismo, que propulsan Salvador Nasralla y un grupo de personas afines en ideología y en todo lo demás. Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 6 de abril de 2017.