Actor porno español es detenido por muerte de fotógrafo que murió en un ritual ingiriendo la «molécula de Dios»

junio 3, 2020

Se trata de un veneno proveniente del sapo bufo

Madrid, España

El actor de cine para adultos, Nacho Vidal, fue detenido junto a su hermano y un empleado del hogar, por la muerte del fotógrafo de moda José Luis Abad mediante un rito con veneno proveniente del sapo bufo, también llamado «molécula de Dios».



La muerte de Abad se reportó en julio del año pasado, durante un encuentro para, supuestamente, desintoxicarlo de las drogas mediante la administración de la sustancia en la casa de campo que Vidal tiene en Valencia.

El reporte del medio El Español indica que la Policía Judicial, tras meses de investigación, detuvieron a Vidal y a sus supuestos cómplices, acusados de homicidio imprudente.

Al trío que se encuentra bajo libertad condicional, se les retiraron los pasaportes y están obligados a reportarse diariamente en los juzgados.

El informe del medio precisa que, aunque en un principio, se creía que la muerte había sido accidental; posteriores indagaciones arrojaron que Vidal, otro hombre y una mujer que participaron del rito no auxiliaron a Abad de inmediato ni llamaron a personal de emergencia. El hombre murió de un infarto de miocardio. Aparentemente, los testigos no actuaron para salvar la vida del fotógrafo a pesar de las convulsiones y la asfixia que presentaba, de acuerdo con los documentos judiciales que cita El Español.

La información disponible al momento señala que la sustancia que utilizaron los implicados acabó con la vida de la víctima en apenas unos segundos.

Qué es la dimetiltriptamina (DMT)

La dimetiltriptamina (DMT) o “molécula de Dios” se encuentra en la piel de este sapo. Las glándulas segregan del animal segregan la sustancia que también se puede fumar. El enteógeno natural provoca alucinaciones, y un estado de euforia y ansiedad en quienes lo consumen.

En los casos más graves, su consumo puede provocar episodios de esquizofrenia y disfunciones cerebrales.
La manera en la que se ingiere es clave en sus efectos.

Si el DMT se inhala o inyecta, sus consecuencias son inmediatas y más potentes que cuando se bebe a través de la ayahuasca.