Abogado de NY acusado de racismo pide disculpas por comentarios

mayo 22, 2018

Su mensaje llega luego de que la empresa a la que le alquilaba una oficina para su bufete decidiera rescindir el contrato por considerar su comportamiento «ofensivo»

Nueva York, Estados Unidos

Una semana después de protagonizar un video que se volvió viral –en donde se le ve indignado, gritándole y amenazando a empleados que hablaban español– el abogado Aaron Scholossberg pidió disculpas a través de un mensaje en su cuenta de Twitter: «Lo que el video no transmite no es mi verdadero yo, no soy racista».



Su mensaje llega luego de que la empresa a la que le alquilaba una oficina para su bufete decidiera rescindir el contrato por considerar su comportamiento «ofensivo» y en contra de la diversidad.

«Una de las razones por las que me mudé a Nueva York fue precisamente por la extraordinaria experiencia que me ofrecía esta maravillosa ciudad», se lee en el texto, que muestra a un hombre muy distinto al que protagonizó el incidente de odio.
«He visto que mis palabras y acciones hirieron a personas y de ello estoy muy arrepentido. Aunque las personas tienen derecho a expresarse libremente, deberían hacerlo de una forma calmada y respetuosa», continuó en su mensaje.

La tranquilidad de la tienda de comida saludable Fresh Kitchen, ubicada en 270 Madison Avenue, en el corazón de Nueva York, se vio interrumpida a la hora del almuerzo del martes de la semana pasada cuando un hombre que se encontraba en la fila para hacer un pedido inesperadamente empezó a gritar reclamando que los empleados del establecimiento hablaban español con los clientes.

«Tus empleados están hablando español con los clientes. Cada persona que he oído está hablando en español, él está hablando, él está hablando, ella también y esto es EEUU», decía el hombre notablemente alterado ante un gerente que lo oía e intentaba refutar sus argumentos explicándole que era normal que sus empleados hablaran de vez en cuando español con los clientes. Por su parte, los testigos de la situación no podían creer sus acusaciones: «Claro que esto es EEUU» le contestaban.

El abogado siguió reclamando que los trabajadores que hablaban español seguro eran indocumentados y que iba a llamar a ICE para que “los sacara de su país” porque: “Si yo pago para que vivan aquí, para que tengan servicio médico, lo mínimo que podrían hacer es hablar inglés”, dijo el hombre que de inmediato recibió la condena de quienes lo escuchaban por lo que volvió a hacer su amenaza: “Voy a llamar ICE”.

El video compartido fue publicado por el activista y columnista de The Intercept Shaun King, quien de inmediato pidió a sus más de 200,000 seguidores ayuda para poder identificar al hombre que había amenazado a las personas que hablaban español. Ya había hecho algo similar tratando de encontrar las identidades de dos supremasistas blancos en los disturbios de Charlottesville. Lo consiguió.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *