Milagro en el Camp Nou

marzo 8, 2017

Lo logró. El Barca consiguió el milagro y eliminó al PSG en los octavos de Champions. Sergi Roberto marcó al último minuto y consiguió lo imposible.

Ni el mejor escritor pudo haber imaginado lo sucedido en el Camp Nou. Un resultado que solo se puede dar en una competición como la Champions, en la que convergen las estrellas y se alinean los planetas para que surjan los milagros.

La suerte también juega y sobre todo en las victorias épicas. Un balón que rebota de forma extraña para que Suárez pudiese anotar el primero, ilusionó a todo el barcelonismo en el mundo. La pelota entró con capricho ya que el defensor la sacó sin que tocara las redes. Pero la tecnología confirmó el gol y aún quedaban 97 minutos por jugar.



El ritmo culé disminuyó considerablemente. El PSG conseguía llegar pero sin profundidad. La desesperación bajaba de las gradas ante cada jugada fallida del Barca. El París defendía cómodo y quizá con demasiada tranquilidad. Iniesta aprovechó la relajación defensiva de los visitantes en la banda izquierda. Antes de que saliera el balón Iniesta centró de taco. Kurzawa hizo contacto y anotó en propia puerta. El Barca terminó el segundo tiempo con un resultado más que favorable.

En la segunda mitad, Neymar se movió con más agilidad en la banda izquierda. El brasileño pudo desbordar y fue derribado por el defensor parisino que había tropezado. Messi golpeó con fuerza y anotó el tercero. El milagro se materializaba a pesar de que los de Luis Enrique no mostraban su mejor juego.

Sin embargo, la emoción se vio esfumada. Di María ingresó al campo y preocupó a la defensiva y a todos los hinchas del Barca. Pero fue el uruguayo quien traería la pesadilla a la ciudad condal. En una pelota templada, Cavani fulminó a Ter Stegen y acababa con los sueños de remontada (momentáneamente).

Todo parecía perdido para los locales. El gol de Cavani obligaba a que el Barca anotara tres más en 20 minutos que restaban del encuentro. El desanimo impidió que la escuadra blaugrana provocara verdadero peligro. Incluso el PSG pudo abultar el global con dos chances en las que Cavani y Dí María fracasaron en dos mano a mano con Ter Stegen.

Al 88, Neymar se colocó para cobrar un tiro libre. El crack sudamericano la clavó al ángulo para el cuatro a uno. Hasta ese momento, el tanto tuvo más sentido de ser el de la honra. Dos minutos después, el árbitro marcó un penal polémico. Suárez se dejó caer luego de sentir el contacto del defensor parisino. Neymar tomó el balón y definió sin problemas. La remontada volvió a ser posible mientras los aficionados de ambos equipos se tomaban la cabeza.

Corría el último minuto de descuento. Ter Stegen estaba en el área rival. El árbitro pitó un tiro libre. El balón  le quedó a Neymar para que centrara al área. Sergi Roberto entró solo para conseguir el nuevo milagro del Camp Nou. El templo catalán volvía a ser escenario de algo sublime. En el año 1999, el Manchester United remontó al Bayern en tiempo de descuento y se coronaba campeón de la Champions. Los culés no lo disfrutaron, solo pusieron la casa para la fiesta británica. Este miércoles si celebraron su propia proeza, de esas que solo se dan en la Liga de Campeones.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *